World Stock Indexes

martes, 25 de marzo de 2014

Degradación de deuda argentina, ¿una “mala” noticia? Nuestra historia y nuestro futuro

Degradación de deuda argentina, ¿una “mala” noticia? Nuestra historia y nuestro futuro

Por: Roberto Ruarte y Julián Yosovitch

http://www.ambito.com/diario/noticia.asp?id=733864


La semana pasada la prestigiosa calificadora de riesgo Moody's rebajó la calificación crediticia soberana argentina. Un lector poco familiarizado con temas bursátiles y financieros seguramente al leer esta novedad pensará que la misma es una mala noticia ya que la rebaja de calificación está fundamentada en datos económicos concretos que reflejan la vulnerabilidad de nuestra economía y de nuestro país.

Alejándonos un poco del corto plazo, e independientemente de poder definir el próximo movimiento de mercado que solemos compartir desde estas columnas con nuestros lectores, preferimos esta vez abrir un poco más la cabeza y compartir nuestro view mas de largo plazo y entender qué representa realmente esta rebaja para todos nosotros.

A diferencia de lo que a primera vista uno podría entender como una mala noticia, creo que esta rebaja crediticia, sumada a la tapa de revista de The Economista y la innumerable cantidad de noticias negativas emitidas desde prestigiosos periódicos del mundo respecto del futuro de la economía argentina son todas ellas excelentes noticias de largo plazo no sólo para la Bolsa y el mercado financiero, sino también para nuestro país en su conjunto. Obviamente el lector se preguntará ¿por qué? Repasemos...

El piso histórico de la Argentina se dio en 2001-2002 muy cerca de haber declarado oficialmente el default y la cesación de pagos. Claramente las calificadoras notaban esta debilidad y castigaban a la Argentina con nuevas degradaciones crediticias. Nuestro país sufrió 13 degradaciones de deuda entre 2000-2002 pero la peor de todas llegó (DDD) y allí el mercado dejó de caer e hizo un histórico piso de mercado. Es decir, ese cúmulo de malas noticias, degradaciones de deuda, crisis económica, social y política generó piso de mercado argentino más importante de los últimos 20 años.

Para fines de 2006 la situación económica argentina ya era totalmente distinta de la sufrida a comienzos de siglo y la recuperación económica ya era una realidad. Nuevamente, las calificadoras festejaban tal recuperación y elevaron varias veces nuestra calificación crediticia hasta colocarla en B+ a fines de 2006, sumado a las felicitaciones recibidas por los logros obtenidos poscrisis económica en 2001.

Para el momento en que elevan la calificación a B+, el Merval ya valía un 780% más respecto de 2001, habiendo pasado de 193 puntos en el piso con la declaración de Default, hasta octubre de 2006 en 1.700 con la nota de B+. El Merval generó un techo importantísimo de mediano plazo a mediados de 2007, sumándose a la crisis internacional y a la crisis local con el campo. La dinámica de suba poselevación crediticia fue radicalmente menor y cerca del techo de 2007.

Luego de la histórica caída que sufrió el Merval, éste no paró de caer sino hasta que nuevamente las calificadoras de riesgo volvieron a bajarnos la nota, producto de la crisis internacional, la crisis con el campo, AFJP, etc. Llamativamente junto con la "mala" noticia fue el piso. Luego sobrevino una violenta recuperación bursátil y más tarde en el tiempo, económica.

Esta recuperación fue tan fuerte que llevó al mercado local desde los pisos de 2008 de 820 puntos hasta los máximos de 2011 ganando un 350% en dicho período.

Nuevamente, y a igual que en el techo de 2007, las calificadoras de riesgo elevaron la nota de la Argentina muy cerca de los techos de 2011. ¿Qué vino luego del techo de 2011? El mercado se colapsó de 3.700 puntos regresando a los 2.118 puntos perdiendo un 42% de su valor.

Nuevamente y de manera (menos) llamativa que antes, podemos ver que junto con la degradación calificación de crediticia y perspectiva se generó un nuevo histórico piso de mercado en el que el mercado pasó de 2.188 puntos hasta los valores actuales de 5.700 puntos logrando una ganancia del 171% e incluso habiendo registrado máximos de 6.200 puntos y convalidando una ganancia del 200% hasta en todo el período mencionado.

El mercado argentino (Merval en pesos) se encuentra en una de las fases más dinámicas de los últimos tiempos y la historia nos enseña que operar en contra de las calificaciones de deuda han sido muy buenos trades de mediano plazo.

Es una excelente noticia que se esté hablando mal de la Argentina ya que significa que el bull market de largo plazo no sólo se mantiene intacto sino que el mismo se verá fortalecido con el transcurso del tiempo. Los techos de mercado no se generan nunca con degradación crediticia. Justamente, lo preocupante sería que hoy en día nos estén elevando la nota y amenazando con un techo de mercado. Claramente esto no es lo que está ocurriendo.

El mercado es un elemento de anticipación. El piso de 2001, en el peor momento y con el default concretado, anticipó la recuperación económica de los próximos años.

La caída de 2007-2008 anticipó la recesión vivida en 2009. La recuperación bursátil a partir de octubre de 2008 anticipó la recuperación económica poscrisis de 2008.

Por ello ver que el mercado sube con malas noticias es una gran noticia para aquellos que saben leer entre líneas, hacer un análisis de la historia y ver qué ocurrió después.

Las degradaciones y mejoras en las calificaciones de crédito a lo largo de estos años muestran la realidad que vivíamos en cada uno de esos momentos. Pero es "llamativamente" irracional que el mercado opere de manera exactamente opuesta a lo que predican las calificadoras.

Esta noticia entonces alarga la vida del bull-market y lo que vamos a vivir los argentinos en el futuro lo está mostrando el mercado local (en parte también en términos de dólar). Soy optimista justamente porque hay muchos negativos, entre ellos, las calificadoras de riesgo, The Economist, etc.

El mercado no es racional. No se puede operar en el mercado teniendo una mentalidad racional. Vender y comprar en el mercado financiero haciendo caso a la visión de las calificadoras (operar racionalmente) hubiese sido un error. El país fue siempre (para bien o para mal) en la dirección contraria a lo que las calificadoras incentivaban promover. El tiempo dirá si este tipo de noticias y negativismo actual respecto de nuestro país contribuyan a que vayamos en la dirección en que están direccionadas dichos artículos. Creo en cambio, que vamos camino a una Argentina totalmente opuesta a lo que predican las calificadoras y analistas bajistas con la Argentina, justamente porque muchos están negativos y pocos piensan así. Veremos...