World Stock Indexes

lunes, 7 de marzo de 2016

Fixed Income emergente en moneda local ¿una oportunidad?

Fixed Income emergente en moneda local ¿una oportunidad?

por

Resultado de imagen para emerging markets
En las últimas semanas el índice de bonos de mercados de emergentes en dólares (EMB) ha recuperado posiciones cerrando el viernes en los 108.20 dólares, un 5% por encima de los mínimos evidenciados en 102.90 dólares vistos a comienzo de año. En la misma línea el petróleo ha sabido recuperarse cerca de un 38% a la vez que el dólar Index ha perdido posiciones, evidenciando una recuperación de las monedas latinoamericanas ya sea contra el real brasilero, el peso mexicano, el peso chileno entre otros.
Hoy en día está en pleno debate sobre la potencial recuperación del petróleo a partir de un acuerdo entre los principales productores de crudo del mundo respecto de la producción del mismo.  A su vez, las materias primas agropecuarias han recuperado posiciones en las últimas semanas aunque se mantienen en niveles cercanos a los mínimos de los últimos años. Sin emabrgo es importante señalar la fortaleza de las materias primas ante un escenario convulsionado desde lo bursátil en wall street y dichos actuvos han escapado a la volatilidad y fuertes bajas que si hemos visto en las acciones.
En este contexto, la apreciación del dólar  de mediano plazo ha sido  uno de los principales drivers que ha generado la debilidad no solo en los commodities en los últimos años desde 2011, sino también en aquellas compañías y países productores de materias primas.
Ante un potencial escenario de subas de tasas más gradual de lo proyectado, debilidades económicas en EEUU que amenazan con una recesión y un ciclo del dólar de largo plazo que muestra  síntomas de agotamiento la pregunta que automáticamente se dispara es: ¿es momento de apostar a los emergentes en moneda local?
El gran negativismo reinante en los mercados emergentes ha generado que muchos inversores se alejasen no solo de las acciones sino de todo tipo de riesgo emergente ya sea bonos e incluso de las mismas economías, proceso que luego genero las fuertes devaluaciones de dichas monedas. Tal contexto ha dejado a las acciones de mercados emergentes ennivles atractivos de compra de largo plazo de igual forma que los bonos de mercados emergentes con interesantes yields a una duration media.
Consideramos que el ciclo alcista del dólar podría estar cerca de su fin o que eventualmente estemos transitando la fase final de suba y que por lo tanto, una apreciación de las monedas emergentes tomara una nueva fase de recuperación de largo plazo. Un escenario de debilidad del dólar en el mercado internacional retomaría la fortaleza en las  materias primas y por ende también en los mercados emergentes y compañías de mercados emergentes.
Hoy el fixed income de dichas compañías ofrecen retornos interesantes en dólares pero mas aun en moneda local. Ante un escenario de cambio de ciclo como el actual, es factible comenzar a preguntarse sobre el potencial trade de arriesgarse a especular en bonos de emergentes en moneda local.
Luego de años muy malos para los emergentes, el negativismo en dichos mercados ha quedado gran parte incorporado a los precios y consideramos que dicho pesimismo esta ya incluido en los precios. Los mercados son cíclicos y ciclotímicos y por ende consideramos interesante comenzar a ver a la estrategia de incorporar el riesgo de tipo de cambio al portafilio como una oportunidad de compra para una posición de medina y largo plazo.
Algunos fondos mas importantes como BlackRock ya se encuentra especulando en esa línea con lo cual será cuestión de tiempo hasta que el mercado vuelva a ver a los emergentes como una oportunidad de compra y para ese momento las monedas de dichos países estará transitando nuevamente un proceso de apreciación como el evidenciado entre los años 2000 a 2006.  Veamos…