World Stock Indexes

lunes, 29 de febrero de 2016

¿Llega el fin del súperdólar?

¿Llega el fin del súperdólar?

El consenso alcista pierde terreno
(Columna de Julián Yosovitch, analista financiero y trader)
http://www.eleconomista.com.ar/2016-02-%C2%BFllega-el-fin-del-superdolar/
Desde 2008 el dólar se encuentra dentro de un bull-market, habiendo generado una suba del orden del 35% contra la canasta de monedas lideres a nivel mundial medido por el Dollar Index (DI, en adelante). En dicho periodo, el DI pasó desde los 71 dólares hasta los 100 puntos, ubicándose actualmente en 98 puntos.
Resultado de imagen para dolarRepasando algunas de las monedas con mayor peso en el índice podemos ver que el euro pasó de niveles de US$ 1,60 hasta los US$ 1,09 actuales y perdiendo 30% desde los máximos de 2008 hasta los valores actuales. Algo similar ocurrió con el yen, que supo valer 75 yenes y generó una devaluación del orden del 67% entre 2012 y 2015 y aun el dólar se ubica un 50% por encima de los mínimos alcanzado en 2012.
¿Cambio de ciclo?
En las últimas semanas el dólar ha perdido posiciones desde los máximos alcanzados y la pregunta que automáticamente se dispara es si llegamos a un techo en el dólar.
Vale recordar que en momentos en que el euro valía US$ 1,60, las tapas de los principales diarios solían publicar artículos haciendo referencia al favoritismo que los mercados tenían respecto de la moneda común. Hoy, con un contexto completamente opuesto al del 2008, se habla constantemente sobre el “súperdólar” y la fortaleza que muestra dicha moneda contra el resto de las divisas internacionales. Incluso las proyecciones para el dólar de la mayoría de los analistas reconocidos internacionalmente de cara a los próximos años muestran una clara proyección alcista, casi que eternizando dicha suba.  Así como en 2008 eran pocos los que se animaban a decir que el euro estaría cerca de un techo, hoy parecería ser que lo mismo ocurre con el dólar y nadie se animaría a pensar que estamos de cara a un techo del billete verde a nivel internacional.
La posibilidad de ver un techo en el dólar choca contra los planes monetarios que tanto el Banco Central Europeo (ECB, en inglés) y el Banco de Japón (BoJ, en inglés) tienen de cara al futuro, proponiendo políticas acomodaticias, inyectando liquidez al sistema y buscando reactivar las respectivas economías. Lo cierto es que desde el inicio del QE europeo,  por ejemplo, el euro pasó de US$ 1,05 hasta valores actuales de US$ 1,11 y, lejos de continuar la devaluación de la moneda común, la misma comenzó a recuperarse.
Los ciclos
Ahora bien, analizando la evolución del dólar en el largo plazo, podemos ver que la divisa estadounidense suele tener ciclos de entre 7 y 8 años desde 1980, alternando períodos de bull-market con una clara apreciación del dólar frente al resto de las monedas y períodos de bear-market mostrando una devaluación del dólar contra el resto de las monedas. Justamente en 2016 el ciclo de 8 años se cumpliría y abre la posibilidad de que el mercado entre en un ciclo bajista para los próximos meses y años.
El otro factor que juega a favor de que dicho escenario finalmente se materialice es que el consenso alcista respecto del dólar es claro y pesimista para el resto de las monedas, sobre todo las de los países emergentes.
En ese sentido será interesante ver como se mueven el resto de los activos financieros ya que una devaluación del dólar favorecería nuevamente a los commodities y con ello la recuperación de muchas economías emergentes. El dólar ya ha perdido un 5% desde los máximos alcanzados meses atrás, sin embargo la mayoría de las materias primas no se han revalorizado. El oro ha comenzado a subir pero más como una alternativa de cobertura de portafolios ante las fuertes caídas bursátiles antes que como consecuencia del ajuste de la divisa americana.
Por ahora el petróleo, y la mayoría de los granos, no ha marcado su piso definitivo pero un escenario potencial de techo del dólar acercaría a dichos mercados a comenzar una recuperación para los próximos meses.
Los mercados son cíclicos y ciclotímicos y, tarde o temprano, un bear-market del dólar volverá a ocurrir. Creemos que estamos más cerca de ver dicho escenario. Sera cuestión de analizar si finalmente el dólar continua con la debilidad de las últimas semanas y extiende el ajuste actual hasta tal punto en que el consenso alcista que hoy reina en el mercado respecto de la moneda americana vuelva a ser negativo como supo ser en 2008.