World Stock Indexes

miércoles, 3 de febrero de 2016

Wall Street: ¿oportunidad o inicio de bear market?

Wall Street: ¿oportunidad o inicio de bear market?

El mercado siempre retrocede cuando la Fed comienza a subir sus tasas
(Columna de Julián Yosovitch, analista financiero y trader)
Los principales índices americanos acumulan una caída en enero del orden del 7% y este escenario de debilidad ocasiona dudas y temores sobre lo que puede llegar a ocurrirle en el futuro a Wall Street y al resto de las plazas bursátiles del mundo.
Los antecedentes
Repasando el escenario de ajuste actual podemos apreciar que el último pico de mercado previo al sell-off de este último mes se ha dado luego de que la Reserva Federal (Fed, en adelante) finalmente resolvió iniciar el ciclo de subas de tasas y desde allí la volatilidad se ha incrementado a la vez que el S&P500 perdió cerca de 10%, al igual que el Dow Jones que retrocedió casi 1.800 puntos. La pregunta principal que surge a partir de este nuevo contexto es si es este ajuste es una oportunidad de compra. Para responder esta pregunta creemos que vale la pena repasar qué fue lo que hizo el mercado financiero cada vez que la Fed decidió iniciar un proceso de suba de tasas. A partir de dicho estudio se puede observar que, en los últimos inicios de procesos de tihgtening, el mercado retrocedió importantes posiciones para luego retomar la tendencia alcista de fondo.
Por ejemplo, si nos remontamos a 1977, año en que la Fed comenzó a subir la tasa desde 4,61% hasta 17,6% en 1980, podemos ver que luego del inicio del proceso de suba de tasas, el SP&500 retrocedió cerca de 14% para luego retomar la tendencia alcista de fondo y hacer un techo de mayor importancia recién en 1981, cayendo luego cerca de 30% hasta 1982. Algo similar ocurrió en 1988 cuando la Fed llevo a la tasa de 6,5% hasta 9,75% en 1989 y, desde el anuncio del inicio de dicho proceso de suba de tasa, el SP&500 cayó 10% para luego retomar a tendencia alcista de fondo y hacer un techo de mayor importancia recién en 1990. Luego, el mercado perdió 20% de su valor. En 1999, la Fed también subió la tasa y la llevó desde 4,76% hasta 6,50% y desde dicha fecha el SP&500 también perdió 10% para luego retomar la tendencia alcista y generar un techo más importancia recién en el año 2000 cuando estalla la crisis de las punto com, que generó un bear market de más del 40% en el SP&500 y aun más importante en el mercado tecnológico. Y, finalmente, la última suba de tasas se dio en junio de 2004 cuando la Fed llevó a la tasa de referencia de 1% a 5,25% hasta 2006. Luego del inicio de la suba de tasas el mercado perdió 7%, luego se recuperó y recién hizo el techo en el 2007, cuando estallo la crisis subprime y generó un gran bearmarket perdiendo cerca de 57% de su valor hasta 2009.
En definitiva, lo que estamos viendo hoy es lo mismo que hace el mercado cada vez que la Fed sube la tasa, es decir, retroceder posiciones. Si seguimos con la estadística, luego de este ajuste el mercado debería retomar la tendencia alcista de fondo para generar un techo aún más importante en momentos posteriores al actual, representando este momento una oportunidad de compra para los próximos meses.
¿Se repite 2008?
A su vez, no creemos que estemos en un escenario de ajuste de largo plazo, similar al de 2008, tal como muchos analistas comienzan a sugerir luego del sell-off actual. El crecimiento moderado de EE.UU. y de la economía global no debería generar una preocupación de mediano y largo plazos que abran las puertas a un escenario similar al de 2008. A su vez, el hecho de que el petróleo haya colapsado de la manera en que cayó y que el mercado bursátil aun se mantenga firme es un dato relevante a tener en cuenta. En el 2008, por ejemplo, el WTI pasó de US$ 147 hasta los US$ 33 en el mismo momento en que el Dow Jones pasaba de los 14.200 hasta los casi 5.500 puntos.
Hoy el WTI se encuentra en niveles inferiores a los vistos en 2008 y, sin embargo, los principales índices bursátiles internacionales no muestran tal debilidad como la que tenían en 2008 a la par del petróleo. Esto quiere decir que, si bien en el corto plazo parecería que las preocupaciones están en la evolución del WTI en las próximas semanas, la realidad de uno y otro mercado son completamente distintos, algo que en el 2008 no ocurría pues ambos sufrían los embates bajistas. En lo inmediato vemos que el Dow se encuentra atacando soportes importantes de mediano plazo en los mínimos actuales de 15.300-15.500 puntos junto a los mínimos de agosto pasado y desde donde las subas deberán ser reanudadas hacia zonas superiores de regreso a los 18.000 puntos e incluso los 18.300 evidenciados semanas atrás. Ahora bien, solo con caídas debajo de tal soporte, las subas en cuestión quedarán comprometidas y pasaremos a alertar por una continuidad en las debilidades rumbo a los 14.500-14.300 puntos e incluso los 14.000 puntos en las próximas semanas y tal ajuste será entendido como una oportunidad de compra de mediano plazo, para que desde allí la tendencia alcista sea finalmente reanudada.