World Stock Indexes

lunes, 16 de junio de 2014

Una mala noticia nunca es techo ni fin de ciclo ¿Qué pasará con el Merval?

Una mala noticia nunca es techo ni fin de ciclo ¿Qué pasará con el Merval?

porJulian Yosovitch


http://www.blogscapitalbolsa.com/article/4032/una_mala_noticia_nunca_es_techo_ni_fin_de_ciclo_que_pasara_con_el_merval.html

Hoy probablemente haya sido uno de los días más difíciles a nivel bursátil en el ultimo año y medio básicamente porque la bolsa local y los ARDs argentinos cayeron 10% en promedio, sumada a una baja importante en los bonos en dólares, el riesgo país mostrando importantes subas, etc.
El mercado estaba descontando un fallo favorable para la argentina, pero este no fue el caso y por ello la baja actual. Esta enorme caída muestra un mercado que estaba extremadamente comprado, y todos apostando a un mismo fallo.
Claramente este salió mal para argentina pero dentro del fallo negativo existe una enorme llama de esperanza. ¿Cuál? Justamente que el mercado cayó por culpa de una mala noticia.
No es menor que la baja responda a una mala noticia ya que los techos importantes de mercado no se generan a partir de una mala noticia.
Es vital para todo trader testear y analizar la psicología reinante en la sociedad y en los participantes de dicho mercado, para principalmente aplicar opinión en contrario.
Lo hemos mencionado infinidad de veces como los techos se generan a partir de un cumulo de buenas noticias, tanto en cantidad como en optimismo. En el mismo sentido, los pisos de mercado se dan productode un cumulo de malas noticias, tanto en cantidad como pánico y desesperación.
A partir de esta misma conclusión entonces se deriva una segunda que relaciona claramente con lo ocurrido hoy tras el fallo: Una buena noticia nunca es piso (de fin de ciclo) ni tampoco una mala noticia nunca es techo (de fin de ciclo).
Claramente estamos hablando de pisos y techos de largo plazo, como el piso de 2001-2002 por ejemplo, o el techo de 2006-2007, etc.
Está claro que el mercado no es lineal y se mueve de manera solapada y serruchada y tras la baja de hoy el Merval ha roto soportes de corto plazo, abriendo las puertas a un recorte de mediano plazo. Sin embargo, las bajas en cuestión no deberán poner en riesgo la enorme suba que ha tenido el Merval en estos dos últimos años, e incluso la recuperación iniciada en el ciclo comenzado en 2001.
Es decir, esta baja es saluable para el mercado y seguramente veremos un ajuste mayor de mediano plazo pero manteniendo intacto el escenario alcista de largo plazo. Entonces, la baja que quizás seguiremos viendo en las próximas semanas será una nueva oportunidad de compra de mediano plazo, para que luego, la tendencia alcista de fondo  quede retomada.
Es cierto que los mercados se equivocan muchas veces, pero no se equivocan por mucho tiempo. El Merval viene subiendo desde el piso de 2001, allí se cambio el ciclo en un contexto de enorme pesimismo, crisis social, económica, política, etc.
En un contexto más reciente, el mercado pasó desde Noviembre de 2012 desde los 2118 puntos y supo alcanzar niveles de 8000 puntos la semana pasada.
Hace tiempo que el escenario argentino bursátil cambió y con ello las expectativas futuras de argentina. Por ello no creo que el Merval se haya equivocado tanto tiempo y que un fallo adverso perjudique aquel cambio de mayor grado que vino priceando desde hace tanto tiempo.
Sin dudas un escenario aun mas bearish hubiese sido un día de Merval con 10% de baja tras un fallo positivo ya que ello implicaría que las historias positivas para pricear en los activos se han acabado de corto y mediano plazo y (ajuste factible porque entre otras cosas, el mercado ya venia acumulando buenas noticias en los últimos meses.
Personalmente creía que este segundo escenario era mucho más probable que un fallo adverso (el mercado así lo estaba mostrando también).
Ahora bien, este fallo adverso y esta enorme caída del Merval, me pone aun más optimista de cara al mediano plazo, en comparación al techo que potencialmente esperaba (dentro de un escenario de fallo a favor).
Esta mala noticia genera una incorporación de negativismo a los activos financieros ante un potencial default técnico y representa en si, un condimento  positivo para las acciones locales justamente porque consideramos que hasta que se limpie por completo el factor bear, el mercado deberá subir en el mediano y largo plazo aun más de lo que ya ha subido. Es decir,  este fallo le alargo la vida al bull-market de largo plazo para el mercado argentino.
Es ridículo nuestro riesgo país y el potencial de suba de argentina en el largo  plazo no se ve perjudicado con este fallo. Las acciones locales aun tienen priceado el negativismo de la crisis de 2001 y aun el mercado mundial nos sigue viendo de manera despectiva.
En el momento en que todos quieran a argentina, que sea un país respetado por el mercado internacional, recomendado por bancos de inversión, que las calificadoras elogien a argentina elevando nuestra deuda de largo plazo a grado de inversión, que organismos internacionales digan que vamos por el buen camino, etc., ese será el día que habrá que preocuparse y esperar un techo de largo plazo para la bolsa local.
Todas esas serian buenas noticias y amenazarían con un techo de largo plazo. Pero claramente, para el momento en que eso ocurra, el Merval no va a valer 750 dólares, ni el riesgo país 800 puntos. Mientras, el mercado sigue y seguirá moviéndose de manera solapada y serruchada, y claro, una mala noticia nunca es techo ni fin de ciclo.  Veamos...