World Stock Indexes

martes, 13 de mayo de 2014

Disociación de humores en la plaza bursátil porteña ¿Qué está diciendo el mercado?

Disociación de humores en la plaza bursátil porteña ¿Qué está diciendo el mercado?

El Merval y la temporada de balances ¿y ahora?
porJulian YosovitchHace 7 segundos

http://www.blogscapitalbolsa.com/article/3588/disociacion_de_humores_en_la_plaza_bursatil_portena_que_esta_diciendo_el_mercado.html
Está claro que el humor social de los inversores (bursátiles) locales es radicalmente distinto al que se podía percibir a comienzo de 2013 ya que hoy en día estamos más el 100% por encima de los valores del año pasado.
Pero un dato extremadamente importante es que la sociedad entera aun no percibe nada del optimismo que si podría comenzar a percibir los participantes del mercado bursátil.
En la actualidad, el humor social en argentina está lejos de contar con evidencias que amenacen con un techo de mercado. Caminar por el centro, subirse a un taxi, a un colectivo, conversaciones en los bares, una buena lectura de las noticias y de las novedades en el ámbito económico, político  y social local, dejan a las claras que el techo de mercado no está cerca justamente porque el humor social no muestra euforia, optimismo, exitismo, etc, típico de techo de mercado.
Suena paradójico pensar por momentos que el Merval está en máximos históricos cuando, a su vez, el humor social en realidad se parece mucho a un humor de piso de mercado.
Esta enorme disociación del humor de mercado respecto del humor social es muy bullish de largo plazo ya que para el momento en que el humor social mute de negativo a positivo y amenace la gestación de un techo de mediano y largo plazo, el precio de los activos financieros locales será muy superior al actual.
Es llamativo que desde octubre  del 2013  la tenencia alcista fue siempre alcista, aunque el desarrollo de tal suba se dio de manera muy trabada y muy  solapada, mostrando un cierto cansancio en la tendencia. El mercado respetó siempre los soportes críticos y por ello la tendencia alcista y el bull-market se mantuvo intacto.
La falta de dinámica alcista es un dato técnico un tanto preocupante, el cual se nota no solo en el Merval sino también en acciones bancarias, grandes protagonistas de esta actualidad bursátil.
Claramente el mercado no se mueve de manera lineal y siempre existe el riesgo de un ajuste. Y en base a esto es clave lo que paso la última semana en la plaza bursátil local. Un dato básicamente de psicología y sumamente importante son los excelentes balances que se vieron  principalmente en el sector bancario, YPF, etc. Estos buenos balances no generaron subas notables en los precios de las acciones bancarias, luego de su publicación ya que tal información ya estaba incluida en los precios y fortalece la visión de cautela mostrando un claro déficit en la dinámica del mercado local. 
Por ahora la tendencia alcista se mantiene intacta aunque  esta claro que al mercado le falta dinámica alcista, la cual la perdió en lo últimos 6-7 meses. Las buenas noticias de los balances es una clara señal amenazante. Los máximos de 2011 se dieron con balances excelentes de los bancos y luego el mercado paso de los 3700 de regreso a los 2100 puntos.
En el caso en que el ajuste se concrete, no esperamos semejante caída y tal debilidad será entendida más bien como una oportunidad  de compra de mediano plazo. 
El mercado no se comporta de manera línea y se mueve de manera serruchada. Se satura en los extremos con buenas noticias y optimismo en los participantes. Los buenos balances y el clima festivo en la bolsa son generadores de saturación y de techo. Haber visto al mercado sin una dinámica alcista luego de los balances es un dato clave para aumentar la cautela y quizá comenzar a cuidar las ganancias.
Como conclusión de mediano plazo es que si bien el humor de los participantes de mercado es naturalmente mucho más optimista que en el pasado (amenaza con un recorte de corto plazo) aun hay una enorme divergencia respecto del humor social. El humor de la sociedad hoy en día se muestra aun con signos negativos y lejos de la euforia típica de techo de mercado.  Por esta razón consideramos que, independientemente de los  movimientos de corto y mediano plazo que realice el  Merval, los mismos no cambiaran la visión alcista y optimista que mantenemos para el índice local.