World Stock Indexes

martes, 19 de mayo de 2015

¿Lo peor de la crisis brasilera ya pasó?

¿Lo peor de la crisis brasilera ya pasó?

http://www.cronista.com/columnistas/Lo-peor-de-la-crisis-brasilera-ya-paso-20150519-0095.html


Los activos financieros brasileños en dólares suben y el real se aprecia pese a que hace dos meses el foco estaba en la crisis económica, la caída de la imagen de Dilma y las protestas sociales. ¿Qué ocurre hoy en Brasil?
 riodejanerio
riodejanerio
El índice de activos financieros brasileños en dólares (EWZ) mostró subas cercanas al 26% desde marzo pasado a hoy y acciones como Petrobras alzas superiores al 100% en el mismo periodo. ¿Cómo es posible que, si hace un par de meses se hablaba permanentemente sobre las crisis en Petrobras, escándalos de corrupción, caída abrupta de la imagen de Dilma Rousseff, crisis económica, inflación y manifestaciones sociales en las calles; el mercado haya respondido con semejante suba? Incluso, el real se apreció cerca de 13% pasando de 3.30 reales a 2.88 reales y actualmente cotiza en los 3.01 reales, un 9% debajo de los máximos de marzo pasado. Teniendo en cuenta este escenario de recuperación de corto plazo deberemos preguntarnos: ¿lo peor de la crisis ya pasó?
Los mercados no son un reflejo de la actualidad económica de un país sino que los mismos son más bien un elemento de anticipación de lo que está por venir de cara al mediano y largo plazo en la economía. Generalmente, los pisos de mercado ocurren en escenarios de completo escepticismo y pesimismo, desconfianza sobre el fututo económico, crisis política y social, caída de la imagen de los gobernantes. En el mismo sentido, los techos de mercado se producen en contextos de extremo optimismo y euforia respecto del futuro de la economía de dicho país. Lo importante a la hora de tomar una decisión de inversión en los mercados financieros es en consecuencia, tratar de evidenciar cuanto negativismo u optimismo está incluido en los precios y terminar de operar en contra de dicho consenso, principalmente porque el mercado suele castigar consensos una y otra vez.
¿Qué ocurre hoy en Brasil? Luego del techo de 2011, en un contexto de optimismo generalizado no solo sobre Brasil y su economía sino también sobre el futuro de los emergentes y los BRCS, sumada a la alta popularidad de los gobernantes, tanto Dilma como Lula, activos como el EWZ supieron perder desde entonces cerca de un 64% y actualmente se ubica un 55% debajo de los máximos de 81 dólares de 2011. Hoy, y luego de tal bear-market, dicho escenario se vio completamente revertido ya que las calificadoras han degradado la nota a Brasil al borde de perder el grado de inversión, la popularidad de la presidenta ha caído en picada y la crisis económica obligó al país vecino a realizar un ajuste en el plano económico y fiscal. Es decir, el mercado bajista iniciado en 2011 culminó con el gran negativismo que hemos visto en los últimos meses sobre los escándalos de Petrobras y manifestaciones sociales en las calles y desde allí la recuperación a los valores actuales.
Creemos que la volatilidad de los activos financieros brasileros como el EWZ o como acciones como Petrobras (PBR), Itau, Vale, Bradesco, etc. seguramente continuarán, generando subas y bajas importantes de cara al mediano plazo, aunque con un sesgo alcista para los próximos meses. Acciones como Petrobras subieron más de un 100% en las últimas semanas y seguramente evidenciemos un ajuste de todo el último rally, aunque el mismo deberá ser entendido como una oportunidad de compra de mediano y largo plazo, en un contexto actual de desconfianza sobre Brasil.
Ahora bien, en el caso en que la recuperación actual quede fallida y el mercado siga generando nuevos mínimos, el inversor indudablemente deberá preguntarse cosas como: ¿Qué tipo de crisis espera para el futuro de Brasil? Si la popularidad de Dilma cae en picada cada vez que el Ibovespa testea los 45.000 puntos, ¿qué puede ocurrir con su presidencia si el mercado se coloca debajo de tales niveles?
Dado que los pisos de mercado se dan en escenarios de enorme desconfianza y descreimiento, creemos que gran parte de la caída (sino toda) ya la vimos y estamos más cerca del fin del bear-market brasilero que de una continuidad en las perdidas de mediano y largo plazo. Si bien falta que el mercado continúe superando resistencias para pensar en un piso definitivo, consideramos que la suba de los activos financieros en el mediano y largo plazo hará que el negativismo y pesimismo económico brasilero quede postergado, dejando de lado el escepticismo actual de los inversores respecto de Brasil, e incluso de los mismos brasileros. En definitiva, el hecho de que los activos financieros de a poco muestren una recuperación es positivo para pensar que el mercado está especulando con algo positivo de cara al mediano y largo plazo y por ende que el fin de la crisis económica se aproxima, siendo esto una señal positiva para los brasileros. Veamos…