World Stock Indexes

miércoles, 11 de marzo de 2015

¿Qué esperar para el euro?

Qué esperar para el euro

JULIAN YOSOVITCH

http://www.cronista.com/columnistas/Que-esperar-para-el-euro-20150311-0107.html

Hoy todas las miradas se ubican en el euro, que ya perdió un 25% de su valor desde los máximos de u$s 1,40 de mayo de 2014.  Estos movimientos fuertes en de los activos financieros suelen generar uncambio de humor en los inversores y participantes del mercado.
 euro_billete_cambio  Cuando un determinado mercado se pone de moda, todos quieren participar y las proyecciones que se difunden tienden a ser aun más positivas, ampliando el optimismo de cara al futuro. El petróleo en 2008, cuando valía cerca de u$s 144, con proyecciones de bancos internaciones rumbo a u$s 250; o Brasil y los emergentes, cuando estos estaban en su máximo esplendor en 2011, son algunos ejemplos.
A su vez, cuando un mercado pierde protagonismo, la mayoría de los participantes se vuelven escépticos, nadie quiere participar y las proyecciones son aun más pesimistas y negativas de cara al futuro.
Lo cierto es que los mercados son cíclicos y ciclotímicospasan de la euforia a la depresión y viceversa. Los activos se ponen de moda y luego pierden protagonismo para finalmente ser despreciados por la mayoría de los participantes. Saber identificar los momentos en que está ocurriendo la saturación es clave para poder detectar un cambio de tendencia de mediano plazo y armar una cartera de manera eficiente.  
Cuando el euro valía u$s 1,60 a comienzo de 2008, era el activo preferido por los inversorescomo divisa de cobertura, desechando al dólar. Luego, con el inicio de la crisis subprime, las posiciones de los fondos especulativos se volcaron al dólar, deshaciéndose de euros y generando un salto a la calidad, buscando cubrirse de las caídas del mercado accionario.
Desde 2008, la moneda común ha mostrado fuertes subas y bajas entre máximos de u$s 1,60 y mínimos de u$s 1,20. Y desde el punto de vista técnico, el mercado actualmente accedió a importantes objetivos de ajuste de mediano y largo plazo. En este sentido, el logro de dichos objetivos y la psicología negativa de la moneda común contribuyen a la proximidad de una recuperación del euro en las próximas semanas.
El mercado castiga consensos y si bien es muy prematuro poder definir un piso de mercado en estas instancias, consideramos que las bajas actuales contribuyen a que se amplíe el negativismo y escepticismo respecto de la moneda en común y que por lo tanto estemos más próximos a una recuperación. 
Los niveles de u$s 1,03-1,02 son soportes clave a vigilar en el corto plazo, siendo la paridad el nivel de soporte psicológico del mercado y desde donde una recuperación deberá tomar mayor protagonismo. A su vez, un quiebre por encima de la zona de u$s 1,09,/u$s 1,11 implicará la superación de resistencias importantes de corto plazo y un mensaje de que el euro estará iniciando un proceso de recuperación en un contexto de escepticismo respecto de futuro del euro y de optimismo respecto del dólar. 
Lo dijo el magnate Warren Buffet: “Me pongo pesimista cuando todos están optimistas y me vuelvo optimista cuando todos están pesimistas”. Lo cierto es que la gran suba del dólar provocó prácticamente un consenso generalizado sobre la continuidad en el fortalecimiento del dólar para los próximos años a nivel global y en participar sobre la debilidad del euro. Con lo cual, no está mal preguntarse: Dado este contexto, ¿Podremos ver finalmente una recuperación del euro? Veamos…