World Stock Indexes

martes, 27 de octubre de 2015

Merval de cara a 2015: ¿se viene un bull-market de la economía?

Merval de cara a 2015: ¿se viene un bull-

market de la economía?

Por: Julián Yosovitch

Articulo emitido 02 de Diciembre de 2014


 A 2014 le queda tan sólo un mes y todo el mundo ya se prepara para las fiestas. La Argentina no está exenta de ello, pero con la especial particularidad que 2015 podría ser uno de los años más importantes en los últimos 30 años para nuestro país. Seguramente entraríamos en un año con una cargada agenda política y con dificultades económicas que están en plena discusión. En ese sentido, la Bolsa tendrá un año con un grado de volatilidad enorme moviéndose también al compás de lo que suceda en el mundo desde el punto de vista económico y bursátil. 

Para saber cuál puede ser el próximo movimiento del mercado, es clave saber de dónde viene éste y cuál es el comportamiento que ha tenido en el pasado. En ese sentido, la evolución del índice Merval ha sido fenomenal desde noviembre/12, cuando el índice local hizo piso en los 2.118 puntos y ha ocupado el podio de las Bolsas con mayor ganancia anual en 2013 y 2014. Tal desarrollo está evidenciado en pesos, aunque desde el punto de vista de moneda dura, el Merval en dólares también ha mostrado fenomenales avances con subas superiores al 100% en términos anuales, con lo cual, el contexto bursátil argentino es positivo.

El riesgo-país ha pasado desde los 1.300 puntos hasta los valores actuales cercanos a los 700 puntos, muy cerca de los mínimos previos de 500 puntos. La discusión que está planteada de cara a 2015 es qué escenario bursátil se viene y qué economía vamos a tener. El mercado financiero es siempre un elemento de anticipación ya que los inversores toman decisiones de compra-venta de activos financieros, pero con la mirada puesta en el futuro. Teniendo en cuenta que el riesgo-país cayó un 50% desde comienzos de 2013, que el Merval en dólares subió un 130% desde noviembre/2012 y que el Merval en pesos acumula ganancias superiores al 360% en los dos últimos años, ¿qué está anticipando el mercado financiero?

Obviamente detrás de todo esto está atada la expectativa de cambio político que se inició luego de las PASO, pero si uno analiza bien el piso de Merval se estuvo en 2.118 puntos en noviembre/2012, cuando las elecciones se dieron casi siete meses después. Esto quiere decir que el cambio ya estaba en marcha mucho antes que el resultado electoral. En el mismo sentido se puede apelar a que semejante suba se ha dado producto de que las valuaciones argentinas estaban retrasadas respecto de los países de la región, pero si uno analiza el comportamiento de todos los mercados latinoamericanos, va a poder evidenciar que todas las plazas bursátiles han superado los máximos de los 90 mucho antes de 2012 y una vez superado, más que duplicaron las subas en términos de dólar. Con lo cual, esto quiere decir que la Argentina ha estado barata mucho antes que el piso de 2012, es decir, es históricamente barata. 

La buena noticia es que aun el Merval no ha podido superar los máximos de los 90 ubicado en los 900 dólares y aun no hemos visto el bull-market que sí han evidenciado la mayoría de los índices latinoamericanos una vez superado tal escollo, con lo cual, una vez que veamos el quiebre de los u$s 900 implicará una señal de fortaleza de mediano y largo plazo, abriendo camino a una continuidad del bull-market actual. El hecho de que la Argentina aún se ubique debajo de lo máximos de los 90 implica que pese a la suba que vimos en los últimos años, el Merval sigue estando retrasado.

Buscando una respuesta a la pregunta planteada de qué es lo que está anticipando el mercado financiero, creo que la Argentina se encamina a ser un protagonista mucho más activo en los próximos años del comercio internacional, de las finanzas y de los mercados de capitales como lo supo hacer en épocas anteriores, que dejemos de ser la oveja negra de los mercados y que los flujos de capitales volcados a las inversiones crezcan dando un mayor empleo y crecimiento económico sostenido. 

El riesgo-país cayó, pero sigue siendo alto. La Argentina sigue descontando a una tasa alta en el mundo financiero internacional. Los recursos y el potencial que tiene la Argentina debería ubicar a nuestro riesgo-país en niveles inferiores a los actuales y por ello creo que el mercado está anticipando ese cambio. El mercado suele equivocarse, pero no se equivoca durante tanto tiempo y de manera seguida. Los errores se corrigen rápido de manera dolorosa, y en muy poco tiempo, pero el escenario alcista bursátil actual no fue de un día para otro y es de manera sostenida, despejando cualquier error de corto plazo y fortaleciendo una apuesta de largo plazo.

El ciclo de largo plazo cambió en 2001-2002, cuando la Argentina estaba inmersa en una de las peores crisis económicas de su historia. Quizá el peor momento de la crisis fue en diciembre de 2001, cuando se da la renuncia del entonces presidente De la Rúa, con crisis política, social, económica. En diciembre/2001 se declara el default masivo de la deuda, uno de los defaults más grandes de la historia de la humanidad, y claramente no estaban dadas las circunstancias para invertir en la Argentina. El Merval allí se anticipó antes a tal situación y en noviembre /2001 el mercado hizo piso antes de la renuncia y la declaración del default en los 193 puntos.

En esta misma línea es factible considerar nuestra hipótesis en el que sostenemos que, viendo la evolución de los indicadores bursátiles y financieros de la plaza local en los últimos años, entendemos que la Argentina seguramente entrará en un nuevo ciclo positivo en lo económico y social, independientemente del resultado electoral. Hoy, al igual que en 2001, pocos creen en la confirmación de esta hipótesis y ese mismo escepticismo local e internacional es lo que aumenta las chances de que ocurra.

Merval en el corto plazo

Si bien desde 2012 el Merval ha mostrado fuertes avances, actualmente la plaza local no está pasando por el mejor de los momentos ya que ha mostrado un ajuste importante pasando de los 12.600 puntos a 9.800 puntos al cierre de la semana.

Si uno toma un gráfico de largo plazo de cualquier activo financiero, verá que nunca el mercado se comporta de manera lineal, generando subas y bajas de manera constante, evidenciando un comportamiento serruchado en zigzag. La linealidad con la que se ha movido el Merval desde los 2.910 puntos en junio/2013, antes de las PASO, no ha frenado sino hasta el ajuste actual. Es decir, éste es el primer ajuste importante que muestra el Merval desde el recorte evidenciado previo a las PASO. El mercado nunca sube de manera constante ni tampoco baja de manera constante, respetando siempre una tendencia intrínseca de fondo. Más allá de esto, la pregunta que nos hacemos los analistas y traders de la Bolsa local es: ¿qué está haciendo el Merval? Este ajuste que comenzó en septiembre ¿vino para quedarse o es un recorte temporal?

Desde nuestros informes y charlas hemos anticipado el techo de 12.600 puntos ya que en tales máximos el mercado dejó una llave de reversión bajista semanal y desde allí el mercado pasó a los 9.500 puntos, dentro de una estructura en ABC. El piso que vimos en 9.500 el 16 de octubre fue tan fuerte que en 15 días el mercado recortó perfecto el 61,8% de Fibonacci, subiendo un 21% hasta las 11.500 unidades. Era clave el quiebre de tal nivel, pero el mercado nuevamente probó sus dotes técnicos y reconoció perfecto el 61,8% de todo el ABC y fallo en la recuperación, dejando tres ondas alcistas y tres ondas no es tendencial. Esto mismo es lo que alertábamos y por ello es que nos mantuvimos al costado en todo el último ajuste iniciado en los 11.500.

Ayer lunes el Merval quebró los 9.500 puntos, dando a entender que la suba en tres ondas fue un engaño y el mercado hizo una onda en B, estando actualmente en una onda C de mediano plazo anulando las chances de que estemos en un escenario de lateralización con definición alcista.

En este sentido, aún nos mantenemos cautelosos y con chances de que el mercado continúe con el ajuste hacia zonas inferiores como parte de una onda C de mediano plazo y llevando al índice probablemente hacia los 9.000 puntos e incluso 8.500-8.000 puntos, junto a la media de 200 días y al 38,2% de Fibonacci de toda la suba iniciada en 2.910 puntos y para que desde allí la tendencia alcista quede retomada de regreso a zonas superiores.

En el caso en que el ajuste se amplíe, dichas pérdidas deberán ser entendidas como una oportunidad de compra de mediano y largo plazo. Creemos que independientemente del ajuste coyuntural actual, existe en marcha un proceso de cambio que el mercado ya viene anticipando desde hace dos años y que deberá continuar de cara al futuro, manteniendo con vida la tendencia alcista de fondo y de largo plazo. No hay duda de que el comportamiento alcista postergado en los 12.600 puntos quedará retomado tarde o temprano.

El nivel importante de resistencia que enfrenta el Merval hoy en día se ubica en la zona de 10.500-11.500 puntos y con el quiebre por encima de tales escollos implicará una señal de fortaleza de corto y mediano plazo, habilitando nuevas subas de regreso a los 12.600 puntos e incluso valores más ambiciosos para adelante.

Un párrafo aparte se merece el comportamiento del Merval en dólares, el cual supo mostrar espectaculares avances a lo largo de 2014, subiendo un 40% en término de dólares y con ADR subiendo mucho más que el índice. Anticipamos un regreso del Merval en dólares a los máximos de los 90, tal como estamos hoy en día y no es menor la resistencia que enfrenta el mercado en estas instancias. Comparativamente el mercado local se encuentra retrasado respecto de sus pares latinoamericanos y un cierre por encima de los 900 dólares implicará una señal de fortaleza de mediano y largo plazo, abriendo paso a una continuidad alcista que logre llevar a los precios rumbo a valores más ambiciosos, continuando con la fortaleza evidenciada en los últimos años. Recordemos que el rally de 2014 que nos coloca en los valores actuales en término de dólares comenzó este año, cuando prestigiosas revistas financieras internacionales hablaban sobre la Argentina y el ejemplo de lo que no hay que hacer. Es decir, cuanto más escepticismo respecto del mercado local, mayores chances existen que la hipótesis positiva respecto del futuro económico argentino quede finalmente concretada. 

Dado que el Merval ha mostrado en pesos y en dólares subas dignas del comienzo de un bull-market de largo plazo, nosotros nos preguntamos: ¿se viene un bull-market de la economía real? Las proyecciones de economistas locales e internacionales auguran un 2015 difícil desde el punto de vista económico y político. Aun así hoy son más los que creen que se puede venir un escenario positivo para la Argentina en los próximos años, aunque aún existe un enorme escepticismo a nivel local e internacional y eso mantiene con vida nuestro view optimista para el mercado y la economía local de cara al 2015. Veremos...