World Stock Indexes

martes, 19 de agosto de 2014

Crisis en emergentes. ¿Y el mercado qué dice?

Crisis en emergentes. ¿Y el mercado qué                                  dice?

Por: Roberto Ruarte y Julián Yosovitch

http://www.ambito.com/diario/noticia.asp?id=754469

Una de las mejores inversiones en este 2014 ha sido estar posicionado en activos relacionados con emergentes. Suena paradójico decir esto si recordamos cuál fue el inicio de 2014 para los emergentes. 

Justamente, estos mercado estaban siendo acechados por la prensa financiera internacional a comienzo de año, a la vez que economistas de renombre internacional, y calificadoras de riesgo y organismos de crédito internacionales mostraban una seria preocupación respecto del futuro de los emergentes.

Pero el espectacular retorno que han brindado en los últimos meses debe ser una gran lección para todos los traders y operadores de mercado financieros principalmente para entender la dinámica con la que se comportan éstos.

La desaceleración de China, el desplome de las divisas de economías emergentes lideradas por Turquía, degradaciones crediticias de parte de las calificadoras de riesgo a los mercados emergentes fueron uno de los drivers principales que generaron una saturación del mercado en su conjunto para que desde febrero a la fecha veamos retornos por encima del Sp500.

Proactivamente no había portal de noticias que no hablara sobre la crisis que estaban enfrentando los emergentes. Hoy, seis meses después, son los mismos portales de noticias que hablan sobre los "sorprendentes" retornos que muestran en la actualidad estos mercados. 

Brasil es un caso especial en todo este proceso ya que es donde más se ha evidenciado el descontento social, donde se ha palpado la crisis económica, la crisis política, y hubo manifestaciones del pueblo respecto de la actualidad de dicho país. 

Inflación, pesimismo respecto del futuro económico, reducción de previsiones de crecimiento de parte de organismos internacionales, etc. fueron elementos clave para detectar un piso de mercado. Sin embargo, creo que la noticia más importante que nos permitió detectar un piso de mercado fue el hecho de que los flujos que salían de Brasil y de los emergentes en enero fue mayor que todo el flujo evidenciado en todo 2013.

¿Qué quiere decir esto? La respuesta es muy sencilla. Estaban todos del mismo lado y del lado vendedor. El enorme flujo de dinero que salía de Brasil implicaba que estaban todos desprendiéndose de activos brasileños mostrando un claro escepticismo respecto del país vecino. Nadie quería tener riesgo brasileño en el contexto de enero-febrero de 2014. Justamente, el mercado se satura en los extremos y las noticias como ésa son claras generadoras de piso, apelando siempre a la teoría de opinión en contrario. Obviamente, un analista o trader no compra ni vende por una sola noticia, pero lo que sí detectábamos (y lo alertamos desde esta misma columna, así como en nuestra charlas y reporte) es que el mercado estaba saturado ya que existían un cúmulo de malas noticias, crisis política, económica y social, que reflejaban un escenario de típico piso de mercado. 

En términos del Ibovespa, el piso fue en julio de 2013, en 44.100 puntos, cuando su presidenta perdió en el término de dos semanas cerca de un 24% de popularidad. Luego, este año se dio el piso a comienzo de año y generó un espectacular retorno en un contexto de crisis respecto del desarrollo del Mundial, incertidumbre respecto de las elecciones, etc. 

Sin embargo, al cierre del viernes, el mercado (su ETF el EWZ) se ubica un 30% por encima de los mínimos de enero y acciones como Bradesco o Petrobras, por ejemplo, han ganado en el mismo período un 55% y un 61%, respectivamente. Enorme retorno sin duda. Sin embargo, la economía no ha mejorado, la cercanía a las elecciones aumenta la incertidumbre, la crisis a nivel social y el descontento social se mantienen. 

La gran pregunta es: ¿Qué está reflejando el mercado? ¿Por qué sube si las cosas han empeorado o al menos no han mejorado? Para responder nuevamente apelamos a la irracionalidad del mercado y a cómo éste no se comporta de manera racional. Como dijo Soros, tan mencionado en estos días por haber comprado acciones de YPF: "El mercado está hecho para descartar lo obvio y apostarle a lo inesperado", y vaya si era inesperado apostar a esta enorme suba para los mercados emergentes. 

Por eso es clave ver al mercado con un view de irracionalidad. Justamente este año Europa muestra fortalezas a nivel económico y el retorno en 2014 no permite ganarle al Sp500. Aún se duda respecto de la recuperación económica en EE.UU., y en el mundo pero el Sp500 se ubica cerca de un 160% por encima de los mínimos vistos en 2009. 

EWZ

El principal ETF de Brasil (EWZ) ha generado una suba tendencial en claras cinco ondas de mediano plazo desde los pisos de 2008 hasta los máximos de 2011. Este dato no es menor ya que, según la escuela Elliottista, el mercado se desarrolla en cinco ondas a favor de la tendencia y tres en contratendencia. En este sentido, la primera suba de 2008-2011 representa la primera suba de mediano y luego la caída hasta 2014 representa la segunda onda de mediano plazo y el movimiento actual forma parte de la onda 3 de mediano plazo. Justamente en la onda 2 se dio el piso con una psicología negativa y dudas respecto de los emergentes.

La suba de comienzo de año a hoy presenta características tendenciales y por ello consideramos que las subas de mediano plazo se ampliarán para llevar al ETF hacia niveles superiores en torno a los 52-55 dólares e importante resistencia de mediano plazo, junto al 38,2% de fibonacci de toda la baja desde los máximos de 2011. 

Subas por encima de los 55 dólares implicarán una señal de fortaleza, abriendo paso a nuevos avances hacia los 60 dólares primero y 65 dólares luego, junto al 61,8% de toda la última caída y la resistencia determinante de mediano y largo plazo.

Dada la psicología negativa, consideramos que cualquier baja de corto y mediano plazo deberá ser entendida como oportunidad de compra y en caso de posibles bajas, el EWZ encuentra soporte en los 46,50 dólares o potencialmente en los 45, mientras los 43 dólares representan el soporte clave de mediano plazo, junto al 61,8% de toda la suba en este 2014 y desde donde las subas deberán ser retomadas rumbo a zonas superiores. 

ILF

El escenario para el ETF de Latinoamérica (ILF) es similar al EWZ, el cual mostró un avance de cinco ondas desde los pisos de 2008 hasta los máximos de 2011, y en la actualidad el índice también ha generado un avance tendencial y luego un ajuste en ABC al 61,8% de fibonacci de toda la suba inicial.

El sesgo del análisis de mediano plazo se mantiene alcista; en él aún favorecemos nuevas subas hacia zonas superiores en torno a los 42 dólares en una primera instancia y 47 dólares luego, junto al 61,8% de toda la baja en ABC desde 2011. Luego, con el quiebre de tales escollos quedarán habilitados avances mayores rumbo a valores más ambiciosos para adelante, apuntando regresar a los máximos previos. 

En caso de intentos bajistas, vemos que el ILF encuentra soporte en los 38 dólares o potencialmente en la zona de 36,00-35,50 dólares, para que desde allí las subas queden retomadas como tendencia principal rumbo a zonas superiores. 

Conclusión

A contramano de lo que muchos esperaban y de manera irracional, haber invertido en emergentes este año ha mostrado que fue una de las mejores inversiones en 2014, ganándole al Sp500. En el corto plazo podremos ver recortes hasta los soportes mencionados, pero teniendo en cuenta que el humor social y el escepticismo respecto de Brasil y emergentes se mantiene intacto, cualquier baja deberá ser entendida como una oportunidad de compra para que luego del ajuste la tendencia alcista quede retomada rumbo a zonas superiores. Veamos...