World Stock Indexes

lunes, 26 de agosto de 2013

Holdouts: Una mala noticia, ¿Techo u oportunidad?

Holdouts: Una mala noticia, ¿Techo u oportunidad?

Escribe: Julián Yosovitch

Los movimientos de precios de los activos financieros son producto de decisiones de muchos agentes que actúan en base a sus percepciones respecto de lo que puede ocurrir en el futuro. Sin embargo, es importante entender el comportamiento de los mercados y la psicología con la que operan los mismos a los fines de poder tomar mejores decisiones ya sea para el largo, mediano y corto plazo.
El Merval ha protagonizado  un espectacular avance en los últimos meses, tal como venimos favoreciendo por este medio en distintas ocasiones, alcanzado los máximos 4011 puntos y finalizando la semana en las 3903 unidades.  El viernes a media rueda se dio a conocer el fallo desfavorable sobre el caso relacionado con los Holdouts, la cual es una mala noticia para nuestro país y para el mercado financiero domestico. Ahora bien, dada la mala noticia, la pregunta clave que muchos inversores se estarán haciendo en este momento es, ¿el Merval alcanzo su techo?  Como dijimos, el mercado financiero se desarrolla en base a un alto contenido psicológico. Siempre describimos la gestación de los techos y de los pisos de mercado en nuestras columnas en relación a la interpretación de las noticias. En términos muy resumidos podemos decir que los grandes pisos de mercado se generan con un cumulo de malas noticias tanto en gravedad como en pánico y pesimismo, a la vez que los techos se generan con un cumulo de buenas noticias tanto en cantidad como en optimismo. En base a esta conclusión, podemos extender la misma al afirmar que: “Una buena noticia nunca es piso de mercado, a la vez que una mala noticia nunca será un techo”.  
La noticia del fallo desfavorable es una mala noticia para el mercado local, pero bajo ningún concepto creemos que logrará generar un techo de mercado de mediano y largo plazo. Creemos que esta noticia podrá ser la excusa perfecta para un recorte, aunque de largo plazo el esquema alcista se mantendrá intacto.  Hoy en día no detectamos euforia ni extremo optimismo en la plaza financiera, la cual logre convalidar la gestación de un techo y por ello, pese a la mala noticia, no creemos que estemos ante un potencial cambio de tendencia de largo plazo. Creemos que podremos ver recorte de parte del  Merval el cual podrá llevar al índice de regreso a los 3750 puntos o potencialmente 3580 puntos, siendo las 3300 unidades el soporte clave mediano plazo de mayor peso y desde donde la tendencia alcista deberá ser retomada en busca de llevar al índice rumbo a los máximos previos de 4100 puntos en una primera instancia y 4350-4500 puntos más tarde, sin descartar una continuidad alcista rumbo a valores más ambiciosos para adelante.  
Desde el nuevo ciclo en el año 2002, el Merval siempre ha realizado ajustes profundos pero luego el mercado retomó la tendencia alcista superando los máximos previos, y por ello es que mencionamos los 3300 puntos como e 61.8% de fibonacci de toda la suba entre los 2910 y 4011 puntos, pudiendo generar un ajuste profundo, aunque insistimos, el esquema alcista de largo plazo se mantendrá intacto, pese a la mala noticia. Consideramos que cualquier ajuste deberá ser considerado como una oportunidad de compra de cara al mediano y largo plazo, dado que una mala noticia nunca es techo y por ello el mercado continuará con la evolución alcista que viene llevando hasta los máximos actuales. Veamos…