World Stock Indexes

lunes, 3 de febrero de 2014

Los emergentes en el centro de la tormenta. ¿Se aproxima un piso?

Los emergentes en el centro de la tormenta. ¿Se aproxima un piso?

El hecho de que muchos analistas e inversores estén hablando con tono negativo sobre el futuro de los emergentes y de su debilidad, es una buena noticia para el mercado financiero. ¿Por qué?

http://www.blogscapitalbolsa.com/article/2110/los_emergentes_en_el_centro_de_la_tormenta_se_aproxima_un_piso.html

porJulian YosovitchHace 9 segundos

Hoy en día los mercados emergentes están en el centro de atención de todos los analistas y la mayoría de los inversores. La volatilidad evidenciada en sus monedas, sumada a la debilidad económica, pone en vilo al mercado, el cual intenta buscar un rumbo para estos países y sus respectivas bolsas. 

Para sorpresa del lector, el hecho de que muchos analistas e inversores estén hablando con tono negativo sobre el futuro de los emergentes y de su debilidad, es una buena noticia para el mercado financiero. ¿Por qué? 

Los pisos de mercado se dan dentro de contextos de negativismo y pesimismo social, con proyecciones económicas aun más negativas respecto del futuro del mismo.  La sociedad se mostrará disconforme con los gobernantes y sus políticas y dentro de un contexto económico y social de crisis. Las calificadoras de riesgo aprovechan la debilidad de estos países para justificar la degradaciones en sus notas crediticias y todo este contexto agrega condimentos para que los gobernantes amplíen su visión negativa en la sociedad local e internacional.

Un contexto similar, aunque de manera opuesta se da en los techos de mercado los cuales se suelen dar dentro de contextos económicos prósperos, con humor  social eufórica y optimista, mejoras en la calificación crediticia, popularidad de parte de los gobernantes, etc. 
Brasil es un claro ejemplo de techo con la popularidad de Lula en máximos históricos, buenos datos económicos y sociales, un fortalecimiento del real y con mejoras en las calificaciones de Deuda. Algo similar se puede decir de España en el 2006-2007.
Antes del estallido de la crisis en EEUU también había un contexto de euforia social y económica. El crecimiento sostenido de los precios de las viviendas condujo a una sensación de optimismo y bienestar (efecto riqueza) en la mayoría de los americanos incitando a estos a apalancarse y comprar sus casas con hipotecas y crédito barato. Allí fue el techo de mercado histórico en 2007 y ya cuando estaban todos comprados (en el ámbito bursátil como en la economía real) sobrevino una de las mayores crisis de los últimos tiempos, la cual golpeó a todos ellos y al precio de sus viviendas. 

En el 2001 Argentina marcó un histórico piso de mercado con un humor social en extremo negativismo histórico producto de una de las crisis económicas mas importantes de toda su historia. "Que se vayan todos los gobernantes" gritaba la sociedad mostrando su descontento en marchas y protestas en las calles. 
Japón hizo piso en 2009 junto con la mayoría de los mercados internacionales, pero en 2011 sufrió un importante tsunami colocando a los inversores y analistas negativo respecto de este mercado y de su economía. Lejos de seguir perdiendo posiciones, el mercado nunca quebró los mínimos de 2009 y el año pasado fue una de las bolsas con mayores ganancias.

El petróleo hizo techo en 147 dólares el barril en 2008, cuando las proyecciones de importantes bancos de inversión superaban los 200 dólares el barril.  
Algo similar con el oro que hizo techo en 2011 en valores superiores a los 1900 dólares y dentro de un contexto de euforia y con proyecciones que llevaban al metal precioso cerca de los 5000 dólares la onza. 
Euforia y optimismo vs pánico y desesperación. Esto es lo que hay que identificar para poder detectar los grandes techos y los grandes pisos de mercado. Ya sea grandes oportunidades de compra y grandes oportunidades de venta.

EMERGENTES.  
Los mercados emergentes están dentro de un contexto de negativismo no solo en su sociedad sino también en la mayoría de los analistas e inversores a nivel global. Las subas bursátiles evidenciadas por estos son cosa del pasado y la fortaleza económica ya no es lo que eran. 
Por todo esto es que hoy en día se debate sobre el futuro de los emergentes, y con analistas de renombre internacional brindando proyecciones negativas sobre el futuro del mismo. Estas proyecciones basadas en  datos económicos y bajo una perspectiva racional representan una buena noticia para el mercado bursátil por una simple razón: aproximan al piso del mercado.   
El mercado es un elemento   de anticipación que los agentes deben considerar y opera bajo patrones irracionales. En el peor momento de la crisis, cuando ya estén todos sumamente negativos (y vendidos) respecto de los emergentes, es cuando veremos el piso definitivo de estos. Y por ello, el hecho de que muchos analistas y diarios del mundo hablen negativamente de la actualidad y futuro de los emergentes, es una buena noticia de cara al mediano plazo. 
 Desde el punto de vista técnico podemos ver que el ETF de Emergentes (EEM) ha generado una suba tendencial desde los pisos de 2008 hasta fines de 2010 en 5 ondas y desde allí el ajuste actual, el cual ha tenido un largo proceso de lateralización, sin una tendencia definida. En el corto plazo el soporte clave a vigilar se condice con los mínimos previos de 36.10 dólares y desde donde deberemos ver un regreso de las subas como tendencia principal, llevando al mercado hacia los 40.00-42.00 dólares primero y 45.10 dólares mas tarde, junto con los máximos de la lateralización. Más tarde, con el quiebre por encima de tal nivel, pasaremos a sugerir alzas mayores apuntando a máximos históricos y valores más ambiciosos para adelante 
 Solo con el quiebre debajo de los mínimos de 36.10 dólares, el EEM ampliara las perdidas llevando al mercado hacia niveles inferiores, continuando con el ajuste iniciado en 2010 y rumbo a los 35.00-33.00 dólares e incluso de regreso a los 31.00-30.60 junto al 61.8% de fibonacci de toda la suba entre 2008 y 2010. Seguramente, en caso de que este ultimo escenario ocurra, el negativismo respecto de los emergentes será mucho mayor al actual y, por ende, un piso de mercado de mayor importancia se estará gestando, entendiendo a dicha baja como una oportunidad de compra importante de mediano y largo plazo. Veamos…
Imagen