World Stock Indexes

martes, 28 de enero de 2014

El gigante japonés despertó en 2013: ¿qué esperar para 2014?

El gigante japonés despertó en 2013: ¿qué esperar para 2014?

Por: Roberto A. Ruarte y Julián Yosovitch

http://www.ambito.com/diario/noticia.asp?id=726137




Ha sido una semana difícil para los mercados financieros, ya que las principales plazas del mundo cierran el viernes con signo negativo producto de importantes bajas durante las últimas ruedas. En Europa particularmente se han dado caídas importantes, principalmente al cierre de la semana. Estas bajas son coincidentes con lo alertado en nuestro último artículo de la semana previa en esta misma columna, en la que mencionábamos la amenaza correctiva producto de que el mercado ya había completado 5 ondas de suba desde los pisos de mediados de 2013. 

El mercado no se comporta de manera lineal y se está tomando un respiro de toda la fiesta de 2013. En tanto el mercado no reconozca soportes y siga sin superar resistencias de corto plazo, las bajas en el Viejo Continente se ampliarán hacia los niveles mencionados en el artículo del martes pasado, recortando parte de las ganancias acumuladas. ¿Estamos hablando de un techo de mercado de largo plazo? La respuesta es negativa y por ello apelamos a los argumentos que siempre favorecemos en esta columna y que exponemos en nuestras charlas a clientes, así como en los masters de finanzas locales en los que dictamos clase. Estos argumentos están sumamente relacionados con el humor social y la psicología actual en la sociedad. Justamente, lo que siempre insistimos a la hora de identificar los techos y los pisos de mercado de largo plazo es a partir de un buen estudio de la psicología y el humor social. Los techos de mercado se dan dentro de contextos de crecimiento económico sostenido, con buenos datos macroeconómicos, con humor social optimista y eufórico, alta popularidad de los gobernantes, mejoras en las calificaciones crediticias, etc. Por su parte, los pisos se dan en contextos de crisis y pánico económico, social y financiero, con popularidad de los gobernantes degradada y con datos macroeconómicos críticos.

El ajuste actual no forma parte de un techo de largo plazo dado que el humor social se mantiene negativo. Estas bajas se dan básicamente porque el humor dentro del mercado financiero (consenso alcista) está en niveles de euforia y alto optimismo producto también de las espectaculares subas de 2013, sumado a la vez por haber completado secuencias alcistas de corto y mediano plazos en 5 ondas. Pero el humor social, el de la calle, aún se mantiene negativo y vemos que por el momento no hay crecimiento sostenido en los principales países desarrollados del mundo, la sensación de crisis se mantiene, el problema de la desocupación es una enfermedad global que los países continúan atendiendo desde el estallido de la crisis, a la vez que la popularidad de los gobernantes está lejos de contar con el apoyo necesario que amenace la existencia de un techo de mercado de largo plazo.

El mercado japonés es otra de las plazas bursátiles que han completado 5 ondas alcistas y por ello el ajuste actual. A lo largo de todo 2013 hemos sido alcistas para el mercado nipón publicando nuestro primer artículo sobre el Nikkei en esta misma columna en enero de 2013 favoreciendo importantes subas, las cuales se han materializado, finalizando el año cerca de un 60% de ganancia. Esta semejante suba ha generado que muchos bancos de inversión y prestigiosos analistas vuelvan a poner el ojo en Japón, favoreciendo nuevas subas de cara al mediano plazo. Compartimos esta visión alcista para el mercado japonés para una visión de largo plazo pero veamos qué nos están diciendo los gráficos para el corto plazo. ¿Momento de un ajuste?

NIKKEI225

El Nikkei225 ha generado un triángulo en onda 4 el cual ha finalizado en los pisos de 13.750 puntos y desde donde se ha dado una gran suba hasta los 16.400 puntos, todo ello dentro de 5 ondas alcistas, finalizando entonces la onda 5 de mediano plazo.

Las bajas actuales responden a que el mercado ha completado una secuencia alcista de corto plazo y el quiebre de los 14.700 puntos habilitaran nuevas debilidades, capitulando una secuencia alcista de mediano plazo y quedando vulnerable a generar nuevas pérdidas hacia niveles inferiores, cerrando 5 ondas desde los pisos de 8.150 puntos a fines de 2011 y con chances de regresar a los 14.000 puntos primero y más tarde hacia los 13.200 unidades, siendo los 12.250 puntos el soporte clave de mediano y largo plazos para el índice nipón. Caídas debajo de los 14.700 puntos implicarán que el mercado ha finalizado la onda 3 de mediano plazo y que estamos dentro de la onda 4 de mediano plazo, las cuales suelen recortar entre el 38,2% y el 50% de Fibonacci de toda la suba en onda 3 y por ello es que mencionamos los soportes de 13.200-12.250 puntos como soportes a buscar en el mediano plazo. El ajuste actual no es como la caída evidenciada en 2007-2008 sino más bien como un ajuste intermedio de mediano plazo, para que luego la tendencia alcista de fondo quede retomada rumbo a nuevos máximos, con la misma (o incluso mayor) dinámica alcista evidenciada en 2013. 

Las resistencias a vigilar en el corto plazo se ubican en los 15.500 puntos o potencialmente en los 15.830 puntos, siendo los máximos previos de 16.400 el escollo clave de corto plazo para el Nikkei225. Recién con el quiebre de tales máximos podremos descartar cualquier ajuste mayor y habilitar alzas adicionales en busca de alcanzar el objetivo de pos-triángulo en los 17.200-17.800 puntos, para que desde allí quede finalmente concretado el techo de mercado en onda 3 e inicio de la onda 4.

USDJPY

El dólar-yen (USDJPY) ha sido extremadamente técnico a la hora de identificar el techo en los máximos de 105,45 yenes, dado que ha generado un triángulo y ha logrado el objetivo de la figura justo en los 105,45 yenes, sumado a una llave de reversión bajista identificada en el techo de mercado. En este sentido, deberemos cuidar los soportes en los 102,00 yenes y 100 yenes más tarde, ya que con ciadas debajo de tales niveles veremos pérdidas adicionales, finalizando 5 ondas desde los pisos de 75 yenes en junio de 2011 y quedando vulnerable a nuevas pérdidas como parte de un ajuste de mediano plazo capaz de llevar al mercado rumbo a los 98 yenes y 94 yenes más tarde, junto con el 38,2 por ciento de Fibonacci de todo el avance en cuestión y soporte importante para el mercado. Allí deberemos estudiar tal soporte y especular con un regreso de la tendencia alcista, caso contrario, veremos pérdidas mayores hacia la zona del 61,8% de Fibonacci ubicado en valores más deprimidos que los soportes mencionados. En principio especulamos con un ajuste parcial al 38,2%, pero el quiebre debajo de tal soporte habilitará una caída de mayor importancia rumbo a niveles inferiores. Hoy en día es muy prematuro sugerir un regreso al 61,8 por ciento de Fibonacci en los 87 yenes, por ello es que nos limitamos a favorecer por ahora un regreso a los 95-94 yenes.

Las resistencias que mantienen con vida el esquema bajista actual se ubican en los 103,30-104,10 yenes, siendo los máximos previos de 105,50 el escollo clave de corto plazo para el cruce y desde donde las bajas deberán retomar su curso hacia los mínimos propuestos. Sólo con el quiebre directo por encima de los 105,45-105,50, las bajas quedarán postergadas y podremos ver un avance mayor aunque limitado hasta los máximos de 106,50-107 yenes, al menos.

Luego de este ajuste, el mercado retomará la tendencia alcista seguramente con una dinámica similar a la evidenciada hasta ahora, incluso pudiendo generar subas aún más verticales, por lo que consideramos que tanto el Nikkei como el USDJPY son dos mercados a vigilar para el largo plazo, aunque sabiendo que en el mediano y corto plazos se mantiene la amenaza correctiva.

Conclusión

El mercado no se comporta de manera lineal y genera ajustes de todas las subas evidenciadas en un primer momento. En este momento el mercado está dando señales de querer recortar parte de las ganancias acumuladas de 2013. Los máximos de esta semana representan para la mayoría de los mercados financieros el escollo clave a vigilar (principalmente para Europa y Japón), y mientras tal resistencia no sea superada, la amenaza correctiva se mantendrá latente. Recién con el quiebre de tales máximos podremos especular con nuevos avances en busca de zonas superiores. A su vez, el quiebre debajo de los soportes mencionados arriba confirmará un ajuste mayor rumbo a zonas inferiores. No estamos especulando con un techo de largo plazo sino más bien un recorte intermedio de mediano plazo. 

El techo se dará cuando el optimismo social se apodere de las calles de las principales ciudades de los países desarrollados probablemente en 2016, dado que los Fibonacci en años nos están indicando este mismo escenario. Por ahora deberemos estar atentos a un ajuste intermedio, para luego retomar la tendencia alcista de fondo de largo plazo rumbo a zonas superiores. 

La plaza bursátil japonesa se encuentra también amenazando con un ajuste, el cual podrá regresar a los soportes favorecidos o incluso extender las pérdidas hacia niveles inferiores. Luego de este recorte, el mercado retomará la tendencia alcista con una dinámica seguramente mayor que la evidenciada hasta ahora, por lo que consideramos que es un mercado a vigilar para el mediano plazo. Como dijimos en nuestra nota de enero de 2013 y más tarde a lo largo de todo el año pasado, "el gigante japonés ha despertado", y lo mostró con subas anuales del orden del 60%. Creemos que el potencial alcista se mantiene intacto de largo plazo y el recorte actual podrá ser aprovechado como una oportunidad de compra para los próximos años. Veamos...