World Stock Indexes

jueves, 30 de agosto de 2012

Colaboracion con Guadalupe Barriviera, Sala de Inversión: "Reina el escepticismo entre las acciones del sector eléctrico de la Argentina"

Reina el escepticismo entre las acciones del sector eléctrico de la Argentina


[30 ago 2012] Guadalupe Barriviera, Sala de Inversión   SUSCRIBIRSE
Las acciones del sector eléctrico argentino, una industria que está al borde del colapso financiero, se mostraron escépticas con las nuevas reglas que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner implementará para este rubro.
El viernes, cuando se conoció la noticia, sus papeles vivieron un momento de optimismo, pero les duró poco. El lunes perdieron buena parte de lo ganado, una tendencia que continuó a lo largo de esta semana.
Los inversores tienen dudas sobre cuál será el verdadero alcance que tendrá la medida y qué impacto podría causar en la mejora de la situación financiera de las compañías del sector.
En los últimos tiempos, estas empresas han sido las más castigadas en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA), aún peor que los bancos, debido a los problemas que están atravesando para cubrir sus costos operativos, ante la falta de aumento de las tarifas.
Los papeles de Pampa Energía (PAM) y los de Edenor (EDN) se ubican cerca de los mínimos previos a 2008 y en lo que va de 2012, acumulan una pérdida promedio cercana al 50% de su valor de mercado.
La situación financiera de las firmas muy delicada. Por eso, el mercado especula con una eventual nacionalización masiva por parte del Gobierno Nacional para evitar que caigan en la cesación de pagos.
El economista Daniel Marx, que ayudó a privatizar la petrolera YPF hace dos décadas, dijo que la Presidente podría aumentar los controles sobre la electricidad, el gas y los alimentos para frenar una rápida subida en los precios y ampliar las regulaciones bancarias para limitar una mayor salida de capitales, alertaba la semana pasada un informe de la firma de análisis Research for Traders (RFT).
Juan Pablo Vera, jefe de análisis financiero de la Sociedad de Bolsa Tavelli & Cía, dijo el mismo lunes por Twitter que el nuevo marco favorece a las empresas energéticas. Pero agregó: “Peor de lo que estaban… casi imposible”.
Tras conocerse en los medios la noticia sobre la nueva reglamentación, las acciones del sector tuvieron un repunte que no veían hace tiempo, pero duró poco. “Los avances de las acciones puntualmente el día lunes estuvieron basados en las expectativas de los inversores”, explica Diego Martínez Burzaco, economista jefe de Inversor Global.
Nuevas reglas
El viernes pasado el Gobierno anticipó en una reunión con directivos de empresas generadoras y distribuidoras de electricidad que creará una comisión de estudio de la situación operativa y económico-financiera de cada compañía para determinar las tarifas del servicio, que están congeladas desde hace más de diez años.
De acuerdo a lo publicado en la prensa local, un avance oficial sobre el sector fue anticipado en junio mediante un informe público que había elaborado el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) con fuertes críticas a las energéticas Edenor y Transener, ambas propiedad de Pampa Energía.
Los funcionarios confirmaron que el criterio a aplicar será el de contemplar la situación y el resultado económico de las firmas de acuerdo a su participación en el mercado; es decir, en generación, transporte y distribución, compensando así pérdidas y ganancias en toda la escala de la actividad.
Las empresas distribuidoras están endeudadas con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA), y plantearon en los últimos meses a los ministerios de Economía y Planificación la delicada situación económica-financiera por la que atraviesan, solicitando ayuda. Entre éstas se encuentran Edenor, Edesur, Edemsa, Edelap y otras ubicadas en el interior del país.
Hace dos meses, Edenor aseguró que se estaba quedando sin disponibilidades líquidas para afrontar los vencimientos de su deuda, lo que disparó especulaciones sobre un posible default de sus bonos. De hecho, sus títulos muestran una rentabilidad del 37,94%, una de las más altas del continente.
Transener – la principal transportadora de energía eléctrica del país -también se ha visto afectada por la difícil situación financiera que afecta al sector, y su deuda con vencimiento en 2021, que paga un cupón del 9,75%, registra una tasa de retorno que se ubica en el 25%.
Acciones: presente y futuro
Un informe de RFT de esta semana consignaba que la acción de Edenor se viene desarrollando dentro de un canal bajista de fondo. Entre julio y agosto, probó dos veces el promedio móvil de 100 ruedas y no logró quebrarlo.
“El indicador de fuerza relativa (RSI) se encuentra cercano a la zona de sobrecompra para el corto plazo y la acción podría volver a ceder”, según la consultora. Sin embargo, sus analistas alertan también que el oscilador MACD continúa con pendiente negativa y prácticamente en el nivel de su promedio móvil y en la zona neutral.
En efecto, tras el buen desempeño del lunes, el sector de servicios públicos fue el que más sufrió en la BCBA el martes. Las acciones de Edenor cayeron un 2,50% y las de Pampa Energía, un 1,90%.
Martínez Burzaco recomienda más que cautela a los inversores. “Más bien, permanecería alejado del sector”, destaca, y cree que la reunión del viernes ya significa intervención.
Según el análisis técnico del analista de Ruarte's Report Julián Yosovitch, los mínimos que muestran Edenor y Pampa Energía “todavía no han sido quebrados a la baja", por lo que sugiere estar atentos al soporte y que éste no sea perforado. “Aún podremos esperar un regreso de las subidas que sean capaces de llevar los precios a niveles superiores”, resalta.
Yosovitch señala que si bien es necesario superar importantes resistencias, éstas se ubican en niveles “muy superiores para considerar que se ha visto un piso en los valores actuales”.
En el caso de Edenor, los mínimos de 2008 se ubican en torno a los 0,48 pesos argentinos, mientras que en la actualidad cotiza cerca de los 78. En el corto plazo, Yosovitch sostiene que deberían superar los 0,83 primero y los 0,90 más tarde para especular con una continuidad alcista y una recuperación mayor, rumbo a la zona de los 1,00-1,15 junto a escollos superiores.
Sin embargo, el experto de Ruarte's Report advierte que un quiebre por debajo de los mínimos previos significará un “suceso técnico de gran debilidad, por lo que hay que esperar perdidas incluso mayores para el sector”.
Haga clic sobre el gráfico para ampliarlo