World Stock Indexes

martes, 7 de abril de 2015

No es el dólar lo que marca el futuro del Merval: ¿Qué hay que mirar en realidad?

No es el dólar lo que marca el futuro del Merval: ¿Qué hay que mirar en realidad?

Escribe: Julián Yosovitch
Articulo publicado el 14/02/2014

A lo largo de estos últimos años, principalmente desde el piso de Noviembre de 2012, hemos visto innumerables publicaciones referidas a que el Merval se mueve al compas del dólar. Se menciona en importantes columnas financieras que en momentos en que el dólar toma una aceleración importante, el Merval hace lo suyo o bien que toda la atención de los inversores bursátiles esta puesta en la evolución del dólar.
La clave entonces pasa por saber si el dólar va a subir o va a bajar y en base a ello se deberán tomar decisiones de compra-venta en el mercado financiero. Está claro que la correlación entre ambos mercados es alto pero la pregunta clave es: ¿Cuál de los dos lidera el movimiento general de los precios?  Para responder la pregunta, basta con hacer un análisis y poder identificar cual de los dos es el que marce el piso y/o techos.
El comportamiento técnico Elliottista del Merval es brillante y nos ha dado la posibilidad de detectar los grandes momentos de inflexión ocurridos en estos dos últimos años, los cuales los hemos compartido desde esta misma columna y sobre todo a nuestros clientes. Veamos.
La escuela Elliottista sostiene que el mercado se mueve en 5 ondas impulsivas a favor de la tendencia y en 3 ondas correctivas en contra-tendencia. Esto mismo es lo que hizo el Merval  desde los pisos de 2118 puntos hasta los 4100 puntos, generando 5 movimientos alcistas. ¿Cómo detectamos el techo en 4100 puntos? El mercado hizo una figura de lateralización en onda 4 dentro de una formación en triangulo, típico ajuste en esta onda. Los triángulos tienen 5 ondas internas en ABCDE y el objetivo se determina tomando la base del mismo desde el inicio del movimiento  de pos-triangulo. El objetivo marcaba la zona de 4100 puntos como nivel clave.
¿Qué ocurría mientas con el dólar? Justamente en los 4100 puntos de Merval el dólar (contado con liquidación) comienza un ajuste. Las causas atribuidas al mismo eran variadas ya sea por  política aplicadas por el sector publico vendiendo bonos, así como incertidumbre por ser un año electoral local, debilidad de Brasil, crisis en EEUU, etc. Lo cierto es que luego de mostrar el techo en 4100 puntos accediendo al objetivo en pos-triangulo de manera perfecta, el Merval comenzó el ajuste y luego lo hizo el dólar.  
Esto pudo haber sido casualidad a no ser porque el Merval comenzó un ajuste y regreso al 61.8% de fibonacci de toda la suba entra 2118 y 4100 puntos. Allí el mercado bursátil definió un portante  piso y comenzó una enorme  recuperación. ¿Qué paso con el dólar? Volvió a subir.  Justo en el 61.8% el gobierno dejó de vender bonos en dólares, los problemas de Brasil dejaron de importar así como tampoco el hecho de que sea un año electoral porque el mercado y el dólar volvieron a subir. ¿casualidad? Creer o reventar.  
Desde esta misma columna favorecíamos que luego del piso que el mercado estaba buscando en 2900 puntos, el índice iba a entrar en una de las fases mas dinámicas de los últimos tempos. (http://julianyosovitch.blogspot.com.ar/2013/08/el-merval-bajo-la-lupa-tecnica-por.html)
Siempre nos alejamos de las especulaciones de resultados electoralistas y no nos equivocamos dado que desde los 2910 puntos, el mercado se fue casi de manera directa a los 5700 puntos. Lo curioso es que el dólar no subió de la manera en que lo hizo el Merval.  ¿Cuál fue la causa entonces que se encontró para entender la suba del mercado bursátil? La derrota electoral del gobierno. Entonces el dólar ya no importaba, los problemas de Brasil tampoco, la crisis fiscal en EEUU tampoco, etc. Todo se atribuyo a que el gobierno perdió las elecciones.  
Además de la causa electoralista, se decía que la importante suba se daba básicamente porque Argentina estaba barata en comparación con el resto de los pares de la región. Entre 2000-2008, la mayoría de los mercados latinoamericanos supieron superar los máximos de los 90 en términos de dólares, salvo argentina. Es cierto que Argentina esta des-arbitrada respecto de sus pares, pero las acciones locales están baratas desde mucho antes que 2012 y sigue estando retrasada.
Alejados de resultados electorales y aplicando el análisis técnico, en nuestra nota de octubre favorecíamos una ampliación de las subas hacia el 161.8% de fibonacci de toda la suba entre 2188 y 4100 puntos, accediendo a los 6200 puntos. (http://julianyosovitch.blogspot.com.ar/2013/10/articulo-ambito-financiero-de-donde.html) Esto mismo fue exactamente lo que ocurrió y el techo se genero en los 6165 puntos, finalizando los 5 movimientos alcistas con una cuña con definición bajista y accediendo al 161.8% perfecto de fibonacci.  En todo este recorrido se dejo de lado el resultado de las elecciones, el problema de Brasil, la crisis de EEUU, los Holdouts. El dólar volvió a subir con fuerza y entro en la escena para explicar al comportamiento del Merval.
El Merval marco el techo en 6200 puntos tal como lo favorecido desde Octubre, generando una importante caída en las últimas ruedas.  Desde artículos en foros de inversión y en nuestros reportes, así como a nuestros clientes, acertamos de manera perfecta el techo del mercado en 6100 puntos. (http://julianyosovitch.blogspot.com.ar/2014/02/el-merval-buscando-un-techo.html) ¿Qué ocurrió con el dólar? Para sorpresa de muchos menos para nosotros, cayo de igual manera que lo hizo el Merval. El dato fundamental es que nuevamente fue el Merval el que primero mostró el punto de inflexión y no el dólar.
Puede que estemos equivocados dado que la verdad no tiene un solo dueño, menos aun en temas de mercado. sin embargo, es importante sostener una opinión en el tiempo y mantener una coherencia con el análisis. No buscar causas o excusas diversas para poder explicar la actualidad bursátil de argentina como el dólar, las elecciones, crisis mundial, Holdouts, etc.

Como conclusión, no es el dólar el que marca los techos y los pisos del Merval sino que es completamente al revés.  La clave no pasa por saber si el dólar va a subir o va a bajar. Los ojos de los inversores no tienen que estar puestos en el dólar sino que tiene que estar en la evolución de los precios de los activos financieros, es decir, el Merval. Hasta el momento y desde hace dos años, el Merval es el que  marcó el recorrido del dólar. ¿lo seguirá haciendo? Veamos..