World Stock Indexes

martes, 17 de septiembre de 2013

ARTICULO AMBITO FINANCIERO: Europa: ¿Qué países muestran mayor potencial?

Europa: ¿Qué países muestran mayor potencial?


Por: Roberto A. Ruarte y Julián Yosovitch


En la última semana hemos visto una fuerte recuperación de parte de los principales índices bursátiles del planeta. Por el lado de EE.UU. hemos visto que el Dow Jones y el S&P500 recuperaron cerca del 62% de toda la Última baja entre los máximos históricos de 15.660 puntos hasta los mínimos de 14.775 puntos. 

En el mismo sentido vimos que el principal índice de la Bolsa de Brasil continúa recuperando posiciones desde el estallido social y la crisis política que enfrentó el país vecino y desde comienzos de julio ya ha recuperado cerca de un 20%, tal como anticipábamos desde esta misma columna en notas previas. A su vez, en el plano local, el Merval ha accedido a nuevos máximos y la suba hasta los valores actuales ha sido bien anticipada desde esta columna así como en nuestras charlas, reportes y recomendaciones. 

Junto con esta recuperación a escala global de la mayoría de las Bolsas internacionales, uno de los mercados que más ha repuntado en este último período son las Bolsas europeas, principalmente aquellas que se encuentran más comprometidas desde el punto de vista económico, político y social.

Hemos hablado mucho desde esta columna sobre el potencial alcista que muestran tanto España como Italia dado que la psicología negativa que aún convive en aquellos mercados es favorable para esperar una continuidad alcista de cara al mediano y el largo plazo. El Ibex35, principal índice de la Bolsa de Madrid, ha recuperado importantes posiciones a lo largo del último año, avanzando cerca de 51%, pasando desde los mínimos de 5.900 puntos hasta los máximos actuales de 8.940 unidades. El lector se preguntará cómo puede ser semejante avance teniendo en cuenta el escenario económico desfavorable que enfrenta el país ibérico, con altos niveles de desocupación, descontento social y, como consecuencia, descreimiento y rechazo a la dirigencia política española.

Nuevamente, y de igual manera en que lo hemos hecho en otros artículos en esta columna, apelamos a este comportamiento bursátil explicándolo desde una perspectiva irracional. A su vez, entendemos que la suba actual es favorable no sólo para el mercado bursátil, sino también para la economía española en su conjunto. El mercado es un elemento de anticipación y el avance que viene protagonizando el índice augura un escenario con mejoras de cara al futuro en el mediano y el largo plazo. Las noticias hoy en día se mezclan entre buenos y malos datos económicos y sociales. Este comportamiento es típico de la secuencia elliottista en la que se encuentra el Ibex35. Es importante destacar que el mercado sube aún con malas noticias. No hay nada más bullish que el mercado produzca este fenómeno. En un escenario de recuperación, la plaza bursátil está tomando lo bueno y desechando lo malo; por ello es que las malas noticias no impactan tanto como lo hacían en el pasado. 

En el mismo sentido, la sociedad está muy lejos de la euforia y el exitismo social, en comparación con el escenario socioeconómico vivido en 2007. Estos análisis, que pueden ser también aplicados al mercado americano, son condimentos alcistas para las plazas bursátiles y son un elemento fuerte a la hora de oponerse a la existencia de un techo de mercado. Es muy usual escuchar hoy en día que el mercado subió mucho y que por ello deberá bajar o que estamos en un techo similar al de 2007. Incluso continúa los argumentos a favor de una gran burbuja bursátil y que ésta está pronta a estallar con reacciones similares al crac de octubre de 1987 o de un desplome como el de 2008.

Insistimos en que no detectamos psicología de techo de mercado y que las plazas bursátiles continúan haciendo nuevos máximos en un contexto económico débil, sin euforia social y política; por ello seguimos alcistas para el mediano plazo para la plaza americana y europea.

Las plazas bursátiles de España e Italia son las que mayor potencial encontramos en todo Europa; justamente son aquellos mercados con mayor debilidad económica y política. Veamos cuáles son las perspectivas que encontramos en ambos mercados. 

España (Ibex5)

Vemos que el índice madrileño realizó un avance entre los 5.800 y los 8.755 puntos y desde allí un ajuste en ABC regresando a los 7.500 puntos y logrando perfecto el objetivo de postriángulo, para luego retomar las subas de manera tendencial. En las últimas semanas, el mercado realizó un ajuste en 3 movimientos como parte de una onda 4 y desde allí las subas hasta los valores actuales de 8.938 puntos.

El esquema alcista de mediano y largo plazo se mantiene intacto y consideramos que las subas se ampliarán para llevar el índice hacia los 9.500-9765 puntos, junto al 38,2% de todo el bear-market sufrido desde los techos de 16.000 puntos en 2007.

En tales niveles existe un fuerte escollo y con el quiebre del mismo quedarán habilitadas subas mayores de regreso a los 10.000 puntos al menos, intentando atacar el 61%-8% de fibonacci de toda la caída mencionada.

A su vez, podemos identificar que el mercado ha dejado un hombro cabeza hombro invertido, típica figura de cambio de tendencia. Es criticable el hecho de que el mercado anuló la figura dado que los precios se colocaron nuevamente debajo del cuello; sin embargo, y teniendo en cuenta que se trata de una figura de mediano y largo plazo, aún continuaremos teniéndola en cuenta. 

Cuando se identifica un HCH, la misma, y a igual que el resto de las figuras técnicas, tiene un objetivo al cual deberíamos esperar que el mercado acceda para finalizar el movimiento posfigura. En este sentido, el objetivo del HCH se calcula tomando el tamaño desde la punta de la cabeza al cuello y extrapolándolo desde el punto de ruptura del cuello hacia arriba. Dada la longitud entre el cuello y la punta de la cabeza, el objetivo de la figura se ubica por encima de los 10.500 puntos. 

Obviamente que el mercado no es lineal y podremos esperar ciertos recortes de corto plazo.

A su vez, al cierre de la semana el mercado ha accedido a nuevos máximos, completando una secuencia tendencial en 5 movimientos, por lo que deberemos estar atentos a cuidar los stops y con chances de ver recortes. Dado que el Ibex35 se encuentra avanzando de manera tendencial, consideramos que estas caídas deberán ser consideradas como oportunidad de compra para aprovechar el próximo movimiento, el cual deberá ser aún más dinámico que el actual.

En este sentido, vemos que en caso de intentos bajistas el índice encuentra soporte en los 8.390 puntos o potencialmente los 8.050-8.045 junto con el 651,8% de fibonacci de toda la suba entre 7.500 puntos y los máximos actuales y desde donde la tendencia alcista deberá ser finalmente retomada rumbo a nuevos máximos.

Sólo con caídas directas debajo de los 8.045 podremos ver un ajuste mayor, siendo los 7.830-7.500 puntos el soporte clave y mediano plazo para el Ibex35 y desde donde la tendencia alcista deberá ser finalmente retomada. 

Italia (SPMIB)

Italia es otro de los mercados bursátiles europeos con un potencial alcista interesante dado que también identificamos una persistencia en el negativismo no sólo desde el punto de vista económico, sino también social y político. El mercado ha estado recuperando importantes posiciones para colocarse en 17.555 puntos, un 41% por encima de los pisos alcanzados en julio de 2012.

Desde los mínimos de 12.325 puntos hasta los máximos de 17.980 puntos, el índice ha avanzado de manera tendencial y luego un ajuste claro en 3 movimientos ABC ,llevando a los precios hasta los valores actuales. 

El esquema se mantiene alcista para Italia y a diferencia del Ibex35, el mercado aún no ha accedido a nuevos máximos, ni ha completado una secuencia alcista, por lo que consideramos que las subas se ampliarán para llevar el índice por encima de los máximos actuales de 17.700-17.900 puntos y con un quiebre por encima de tales resistencias, el índice libera un avance adicional rumbo a los 18.500 en una primera instancia y 19.800 puntos luego, junto con el 61,8% de fibonacci de toda la última caída en onda C de largo plazo. 

Al igual que para el Ibex35, podremos enfrentarnos a ciertos recortes, los cuales deberán quedar contenidos en los 16.620 puntos o potencialmente en 16.000-15.975 unidades junto con el 61,8% de fibonacci de toda la suba desde junio de 2013 y desde donde deberemos ver un regreso de la tendencia alcista rumbo a los máximos mencionados.

Sólo con caídas directas debajo de los 15.975 puntos podremos ver un ajuste mayor, aunque limitado hasta los 15.300-15.000 puntos y desde donde la tendencia alcista deberá ser finalmente retomada. 

Conclusión 

Es importante poder analizar la psicología que rodea al mercado a los fines de poder identificar la existencia de un techo o de un piso de mercado. Hoy en día existe abundante cantidad de opiniones que apelan a la existencia de un posible techo de mediano y largo plazo para las plazas bursátiles americanas y europeas. Sin embargo, existen otras voces más alcistas y nosotros nos identificamos con estas últimas. Los techos se generan dentro de contextos de euforia y con buenos datos económicos, sociales y políticos. Si el lector puede identificar esta euforia en las principales economías del mundo, entonces tendrá argumentos válidos como para sumarse a las voces bajistas. Nosotros aún no identificamos euforia y por ello no vemos un techo como el de 2007 ni creemos que pueda ocurrir el crac de 1987. El mercado no es lineal y como no hay euforia, cualquier ajuste será considerado como una oportunidad de compra, dado que en el próximo movimiento, el mercado accederá a nuevos máximos. 

La psicología en Europa se mantiene negativa y por ello nosotros nos mantenemos optimistas. El hecho de que el mercado suba debe ser un mensaje de esperanza para la población de los países que acabamos de analizar dado que el mercado es un elemento de anticipación. El avance actual se muestra hasta ahora de manera tendencial. La gran pregunta entonces es, ¿continuará? Creemos que sí. Veamos cómo sigue...