World Stock Indexes

jueves, 23 de mayo de 2013

Colaboracion con Guadalupe Barriviera, Sala de Inversión: La acción de YPF mantiene su riesgo a pesar del acuerdo con Chevron"

La acción de YPF mantiene su riesgo a pesar del acuerdo con Chevron


[23 may 2013] Guadalupe Barriviera, Sala de Inversión   SUSCRIBIRSE
Las acciones de YPF (YPF) continúan siendo consideradas riesgosas por los especialistas, pese a que días atrás, la petrolera argentina anunció un acuerdo con la estadounidense Chevron (CVX), que invertiría hasta 1.500 millones de dólares en el yacimiento de Vaca Muerta.
Los analistas señalan que sus papeles mantienen potencial de subida de aquí a finales de 2013, pero los recomiendan solo a los inversores con apetito por el riesgo, ya que desde hace un año la compañía pertenece al Estado Nacional.
YPF y Chevron firmaron un acuerdo comercial por el cual la estadounidense se compromete a participar del desarrollo del yacimiento de Vaca Muerta, donde la argentina tiene reservas de petróleo y gas no convencionales, e invertir hasta 1.500 millones de dólares, de los que 600 millones los desembolsaría durante este año.
La expectativa por el anuncio generó subidas importantes en las acciones de la petrolera local en Buenos Aires y Nueva York. Pero luego de la euforia, volvieron a cotizar a la baja.
“El monto que requiere la extracción de shale oil es enorme y el acuerdo con Chevron sería bien visto en otro contexto de la Argentina. El problema de fondo en este momento es generar confianza para lograr inversiones a largo plazo, que es lo que necesita YPF", dispara Federico Desprats, portfolio manager de Intervalores Sociedad de Bolsa.
Santiago Llul, director de Futuro Bursátil, concuerda y agrega que “los Estados Unidos tienen la tecnología para extraer shale gas y shale oil, y lo que tiene Chevron es la tecnología para explotar Vaca Muerta. Es bueno el acuerdo, pero hay que ver bien qué dice el contrato y, al margen de eso, el monto a invertir por parte de Chevron es mínimo en comparación a lo que necesita YPF”.
En efecto, especialistas en petróleo cifran las necesidades de inversión de la compañía en unos 30.000 millones de dólares e insisten en que necesita emitir deuda en los mercados internacionales, algo que hoy en día es prácticamente imposible para la Argentina y sus empresas, a partir del default declarado por el país en 2001.
“YPF es una buena empresa, pero tiene una carga política importante”, sostiene una fuente del mercado.
Ana Paula Ares y Gabriela Curutchet, de Fitch Ratings, concuerdan y destacan en su última actualización de la calificación de la petrolera que la perspectiva “es negativa”, ya que refleja la misma situación de la calificación internacional en moneda local de su accionista controlante, el gobierno, y observan, además, “un mayor riesgo operativo y un deterioro en el entorno de negocios”.
“Lo que castiga a la acción de YPF es el riesgo país de la Argentina”, indica Desprats y recomienda posicionarse en la compañía a los inversores con un “apetito por el riesgo alto”.
A esto hay que sumarle que la compañía tuvo que afrontar el siniestro en su principal refinería en Ensenada, lo que repercutirá negativamente en el próximo trimestre.
En lo que respecta a la producción, mantiene su objetivo de crecimiento del 4% en crudo y del 1% en gas para 2013.
Allaria Ledesma, en cambio, proyecta un crecimiento del 2% en petróleo y una nueva merma del 0,50% en gas para este año. “El principal desafío para YPF es lograr conseguir el financiamiento y alianzas estratégicas necesarias” para llevar adelante su nuevo plan estratégico, que incluye inversiones por 37.200 millones de dólares hasta 2017, dinero con el que espera elevar su producción de petróleo y gas, destaca Guido Bizzozero, uno de sus analistas.
Pese a esto, Llul sigue recomendando a sus clientes “comprar” estas acciones, aunque reconoce que en el país “hay un tema político complejo”. Sin embargo, confía que su precio será “160 pesos, por lo menos, a fin de 2013” en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA).
Bizzozero concuerda en la recomendación, y fija un valor objetivo de 155 pesos para diciembre de este año, a lo que habría que sumarle un rendimiento del 0,70% en concepto de dividendos.
YPF cerró ayer en 122,80 pesos en la BCBA, aunque en 2012 fue una de las acciones que más cayó a nivel local: un 40,28%. En tanto, su ADR ha estado realizando un ajuste desde enero pasado, y regresó a la zona de sus mínimos actuales de 12,50 dólares.
Desde el análisis técnico, Julián Yosovitch, de Ruarte's Reports, considera “clave la superación de la zona de 15-15,75 dólares, ya que esto implicaría señales de fortaleza de parte del mercado y habilitaría subidas mayores de regreso a los máximos previos de 17,50-18, al menos”.
“El nivel clave a vigilar en el corto plazo como soporte se ubica junto a los mínimos de 12,50-12,15 dólares, desde donde deberemos ver un regreso de las subidas, con miras a superar las resistencias mencionadas”, resalta y alerta que en caso contrario, podría “generar un ajuste mayor, pudiendo incluso regresar a la zona de los 11,50-11,25 dólares”.

(Hacer clic sobre el gráfico para ampliarlo)