World Stock Indexes

miércoles, 15 de julio de 2015

La bolsa argentina, más allá de los resultados políticos


InfobaeLa bolsa argentina, más allá de los resultados políticos


Ruben Ullúa
Como es de público conocimiento, entre los meses de enero y marzo pasado la bolsa argentina había practicado un importante recorrido alcista, impulsado principalmente por las expectativas de que las elecciones presidenciales del presente año traerían un cambio de bandera política y con ello un cambio en la política económica, quizás con una mayor apertura a los mercados internacionales.
Este impulso de optimismo de muchos inversores permitió un accedo del índice Merval de regreso hacia los valores históricos del 2014, en torno a los 12.600 puntos, en el mes de mayo pasado (donde las acciones petroleras y en particular Petrobras Brasil han jugado su partido, dada la importante ponderación que traían sobre el índice), y un acceso del índice Merval argentino hacia niveles históricos de 12.227 puntos en el mes de marzo pasado (donde las acciones del sector bancario y las del sector energético muestran mayor poderío).
Sin embargo, desde las instancias mencionadas el mercado comenzó a recortar posiciones y el optimismo que se había alcanzado en el primer cuatrimestre del año comenzó a menguar lentamente y con ello no solo se registraron recortes en las ganancias acumuladas de muchas acciones, sino que también este cambio de humor de los participantes, del optimismo a la cautela, se reflejó en el volumen tranzado, que se achicó fuertemente en los últimos meses.
A pesar de lo comentado, en las últimas semanas el mercado ha comenzado a recuperar posiciones y si bien es cierto que el volumen operado no se ha incrementado de manera sustancial, lo cual siembra dudas respecto a la sustentabilidad de la recuperación en fuerza, también es cierto que la fuerza vendedora en el mercado desapareció y ello aun cuando existieron detonantes bajistas locales y externos que pudieron haber potenciado la salida de inversores del mercado.
En efecto, el índice Merval marcó su piso correctivo el 1.o de junio pasado, en tanto que el índice Merval argentino lo hizo el 18 de junio; ello tras la caída de mercado como respuesta a la confirmación de la dupla Daniel Scioli-Carlos Zannini. Desde entonces, desde el punto de vista político, no hubo triunfos contundentes en la principal oposición, ya que la alianza PRO-UCR gana las elecciones en Mendoza, pero pierde las elecciones en Santa Fe y en Córdoba;  el dato más optimista es el de la elección en la cuidad de Buenos Aires. Mientras que en el plano internacional los mercados se vieron convulsionados por el efecto Grecia y efecto China.
Incluso a pesar de ello, el mercado ha recuperado terreno tímidamente, al punto de que el Merval se encuentra apenas a un 3,5 % de los máximos históricos y lo más interesante de todo es que el mercado desconfía del avance. Muchos consideran que esta recuperación del mercado accionario de las últimas semanas podría estar impulsada principalmente por el avance del dólar marginal y dólar contado con liquidación. Sin embargo, esta teoría comienza a perder sustento en la medida en que se observa en las últimas jornadas que los ADR de acciones argentinas que operan en Nueva York también comienzan a recuperar terreno, con lo cual el avance de precios de las acciones en el mercado local se torna más genuino.
Con lo propuesto, desde nuestra lectura técnica debemos decir que el hecho de que habiendo detonantes negativos para el mercado este ya no impacte con fuerza vendedora e incluso los termine absorbiendo con fuerza compradora, pasa a ser una ecuación bastante positiva desde lo técnico y por ello creemos viable pensar que la tendencia alcista en el precio de las acciones locales pudo haber quedado ya retomada.
Actualmente el índice Merval tiene su principal resistencia en la zona de máximos históricos de 12.600 puntos, mientras que el índice Merval argentino la tiene en la zona de 11.200-11.300 puntos. Si el mercado lograra consolidar la recuperación actual y con ello la resistencia antes propuesta fuera superada, idealmente impulsada por un incremento del volumen operativo, creemos que en el mercado se estará liberando un nuevo movimiento de avance importante, donde quizás el resultado del balotaje porteño del próximo domingo y el resultado de las PASO presidenciales del próximo 9 de agosto solo serían eventos que podrían acortar o extender la magnitud del avance de precio, pero no modificarlo hacia los próximos meses.
Consideramos que solo en caso de que el avance en curso para ambos índices falle en superar las resistencias propuestas y con ello veamos debilidades del Merval debajo de los 11.500-11.350 puntos y del Merval argentino debajo de los 10.000-9.900 puntos, nuestro optimismo actual  se verá comprometido y entonces sí deberemos estar alertas de bajas más importantes para el mercado de acciones locales en vista a los próximos meses. Es por lo comentado que entendemos que cualquier posicionamiento actual en acciones debería conservar un stop loss bien claro y definido en los niveles de soportes de índice antes mencionado