World Stock Indexes

martes, 31 de diciembre de 2013

Articulo en Ambito Financiero :"Niveles claves para el Merval: ¿retomará la tendencia alcista?"

Niveles claves para el Merval: ¿retomará la tendencia alcista?

Por: Roberto Ruarte y Julián Yosovitch



Desde esta misma columna, así como en nuestros reportes y charlas y conferencias a nuestros clientes, hemos favorecido la suba que efectivamente ha mostrado este último año la plaza bursátil argentina. El Merval entonces finaliza un 2013 de manera espectacular, obteniendo una ganancia anual del orden del 90%. La pregunta obligada es, ¿en qué se basó semejante suba? ¿Por qué ocurrió? ¿la actual evolución alcista del índice local continuará para el año próximo? 

El gran problema para poder responder estas preguntas y comprender el comportamiento actual (y futuro) del Merval es que, si uno intenta explicar dicha suba desde el punto de vista racional basándose en los fundamentals, se encontrará en un gran dilema dado que los datos macroeconómicos que muestra la económica argentina son incongruentes o insuficientes para explicar semejante evolución del índice bursátil porteño. En pocas palabras, la evolución del Merval en 2013, el cual se ubica en máximos históricos en términos de pesos, no refleja la actualidad social ni de la economía argentina. 

De todos modos, este dilema no es único de la Argentina sino más bien es un suceso que se encuentra ocurriendo en la actualidad a lo largo de las principales plazas bursátiles de todo el mundo. Tanto el Dow Jones como el S&P 500, cierran el año en máximos históricos con ganancias en torno del 28-30% mientras que el Nasdaq finaliza en terreno positivo con una mejoría del orden del 39-40%. Del otro lado del Atlántico, en Europa, el escenario es similar en tanto que el Ibex35 de España, el CAC de Francia, el DAX alemán, el Stoxx50, etc. avanzaron cerca de un 20-25% a lo largo de 2013. 

Ahora bien, y de igual manera que el Merval, ¿dichas subas se pueden explicar por la fortaleza y robustez económica de tales países? La respuesta es nuevamente negativa. Europa no despegó económicamente, en tanto que China y los emergentes mostraron un magro desempeño. EE.UU. mostró señales de recuperación aunque con altibajos. En definitiva la discusión que hoy en día se tiene sobre la economía americana y de los demás países centrales no es sobre su robustez sino más bien sobre la recuperación económica pos-crisis ocurrida en 2008. A lo largo de todos estos últimos años no se ha hablado sobre crecimiento económico sino más bien sobre recuperación. Recién en los últimos meses se vuelve a plantear la discusión de crecimiento económico, aunque con un único factor clave: los principales índices americanos subieron cerca de un 150% desde los pisos de la crisis de 2008.

Como no se pueden utilizar los datos macroeconómicos y fundamentales para explicar el bull-market del mercado americano, entonces muchos analistas se amparan a la idea de la gestación de una burbuja, esta vez, creada y fabricada por la Fed y su política monetaria expansiva. 

Hemos sido también alcistas a lo largo de todo este ultimo año en Europa, favoreciendo una recuperación bursátil desde estas misma columna y a nuestros clientes. Países como España, Italia, Francia, etc. continúan mostrando señales de debilidad económica, social y política, sin embargo, el mercado ha mostrado un avance espectacular en este 2013. Índices como el Ibex35 de España, el CAC de París, Stoxx50, se ubican entre un 60-75% por encima de los pisos vistos luego de la crisis ocurrida en el Viejo Continente en 2011. Allí tampoco se habla de crecimiento económico sino más bien de recuperación, a la vez que el descontento social, económico y crisis política es moneda corriente entre los países y habitantes europeos. 

Nuevamente, a igual que en EE.UU. y en la Argentina, la realidad bursátil no explica la realidad económica y social de los países, y por ello se cae en un dilema, obligando a muchos analistas a creer en la existencia de una burbuja. No descartamos la idea en que se esté originando una burbuja financiera internacional, sin embargo, para que la misma explote el contento económico, social y político debe ser de gran euforia, un factor que hoy en día no detectamos. 

Entonces, para entender y justificar el avance del Merval y de la mayoría de las plazas bursátiles internacionales se debe a apelar a la irracionalidad con la que operan los mercados financieros. Es irracional que la Argentina, EE.UU., etc., se ubiquen en máximos históricos cuando en realidad sus economías no se encuentran mejor que en los máximos históricos de 3.700 puntos de Merval vistos en 2011, o de los 14.200 puntos de Dow Jones en el año 2007. A lo largo de todo el mundo, ya sea en EE.UU., Europa, la Argentina y en los emergentes, no hay en la actualidad psicología de techo, no hay euforia social, así como tampoco datos económicos sólidos, alta popularidad de la clase gobernante, etc. La psicología social se mantiene mostrando signos de debilidad, descontento y lejos de mostrar euforia y exitismo social que denoten la amenaza de un techo de mercado en estos valores. 

Merval

En artículos previos desde esta misma columna hemos mencionado el alto contenido técnico que ha mostrado el Merval desde el piso de 2001-2002, dando señales de que el comportamiento Elliottista que ha sabido desarrollar el mercado local ha sido excepcional y con una precisión notable, la cual nos ha dado la oportunidad de detectar los momentos más importantes ocurridos este año y obtener ganancias superiores al 100% en la mayoría de los activos que damos seguimiento en nuestros reportes. Hemos acertado con extrema precisión el techo de 4.100 puntos en mayo, el piso de 2.900 puntos de Merval vistos en junio de 2013 y el techo de los 5.800 puntos de noviembre.

Si uno ve de largo plazo al Merval, desde el piso histórico de 2001-2002, podrá ver que siempre que el mercado avanzó, lo hizo de manera tendencial en 5 movimientos, luego un gran ajuste, pero posteriormente la tendencia alcista fue retomada y logró ubicarse por encima de máximos previos a dicho ajuste. 

En estos últimos años, el Merval ajustó desde los techos de 2011 en 3.700 puntos y regresó a los 2.118 puntos, desde donde retomó la tendencia alcista y accedió a los 4.100 unidades, todo ello dentro de una secuencia alcista en 5 movimientos y luego de alcanzar el objetivo de postriángulo. Desde allí generó un gran ajuste hasta el 61,8% de fibonacci, de todo el avance mencionado hasta los 2.900 puntos para que desde allí la tendencia alcista quede retomada logrando acceder a los máximos de 5.825 puntos.

Desde mediados de octubre el Merval ha generado un proceso de lateralización bastante extenso y el cual encuentra un soporte clave en los 5.080 puntos. Dicho nivel es considerado un soporte importante dado que es donde se ubican los mínimos previos. La tendencia será alcista cuando los pisos y los techos sean ascendentes y sólo con el quiebre de mínimos previos la misma quedará vulnerada y el activo ampliará las chances a generar un ajuste mayor. Por ello, desde los pisos de 2.900 puntos el mercado ha generado un avance tendencial hasta los 5.825 puntos a la vez que en el último recorte, los 5.080 puntos han actuado como soporte, manteniendo con vida la tendencia alcista. 

En este sentido consideramos que mientras los mínimos de 5.080 puntos no sean perforados, aún podremos esperar nuevas subas que logren ubicar al Merval por encima de los 5.550 puntos en una primera instancia y buscando llevar a los precios de regreso a los 5.825 puntos más tarde, sin descartar una continuidad alcista rumbo a valores más ambiciosos en camino a los 6.000-6.200 puntos, buscando alcanzar de la onda 3 actual coincidente con el 161,8% de fibonacci de toda la suba en onda 1.

Ahora bien, si el mercado cae debajo de los 5.080 puntos, las subas quedarán postergadas y pasaremos a alertar por un ajuste mayor hacia los 4.800-4.700 puntos, siendo los 4.400-4.350 unidades el soporte clave de mediano y largo plazo para el índice local y desde donde la tendencia alcista deberá ser finalmente retomada, rumbo a nuevos máximos. Este es el ajuste más importante desde el piso de los 2.900 puntos y es importante señalar que siempre que el mercado local ajustó, lo hizo de manera profunda, pero nunca poniendo en riesgo la visión alcista de largo plazo. Mientras el selectivo local continúe reconociendo los soportes en 5.080 puntos, el sesgo del análisis se mantendrá alcista y con chances de que el mercado se dirija hacia los máximos de 5.825 unidades y más tarde en camino a los 6.000-6.200 puntos para el próximo año.

Sólo si el Merval perfora los 5.080 puntos probablemente confirme un ajuste de mayor importancia, llevando al índice hacia zonas inferiores, rumbo a los soportes mencionados, pero desde allí el mercado deberá generar nuevamente un piso de mercado y retomar la tendencia alcista que logre llevar a los precios de regreso a máximos previos y valores más ambiciosos para adelante. La hipótesis de que la tendencia alcista de largo plazo se mantendrá intacta no sólo porque la estructura técnica de largo plazo del Merval se muestra incompleta sino que también dicha afirmación se ve fortalecida por el análisis de psicología. La psicología social local aún no muestra señales de techo de mercado, dado que no notamos euforia en la sociedad ni rasgos que denoten la amenaza de un techo de largo plazo que anule por ahora la visión alcista que seguimos manteniendo para el Merval en términos de pesos. Veamos... 

Los que hacemos Ruarte´s Reports en LATAM, México, Perú, Argentina, y Europa queremos desearles a nuestros lectores y a los que todos los días hacen Ámbito Financiero, un feliz fin de año y un mejor comienzo del 2014 con los mejores deseos..