World Stock Indexes

martes, 17 de julio de 2012

¿Continuará la firmeza del dólar contra euro, libra y yen?

  Martes 17 de Julio de 2012   

¿Continuará la firmeza del dólar contra euro, libra y yen?

Por: Roberto A. Ruarte y Julián Yosovitch

http://www.ambito.com/diario/noticia.asp?id=645641

/


Desde esta columna hacemos hincapié en la importancia que tiene la psicología en los mercados financieros. Es la psicología la que muchas veces define un etiquetado técnico, la que define importantes pisos de mercado o grandes techos bursátiles.

El mercado se mueve por saturación, e identificar tales circunstancias le dará al inversor un plus de valor interesante, a la vez que contará con información valiosa que le permitirá anticiparse, tomar mejores decisiones y obtener mayores ganancias. Siempre mencionamos que las buenas noticias tanto en magnitud como en cantidad son generadoras de grandes techos de mercado, a la vez que las malas noticias tanto en acumulación como en gravedad son las que provocan pisos históricos de mercado.

Dentro de esta filosofía insistimos en que una buena noticia nunca es piso de mercado, mientras una mala noticia nunca es techo de mercado.

Esta introducción es importante para poder entender la situación actual del mercado europeo y del euro, así como del mercado financiero. El techo histórico del euro se dio en abril/08 en los máximos de 1,601 dólar, cuando aparecían en las noticias y los periódicos del mundo fotos reflejando que sólo aceptaban euros en la gran manzana, en Nueva York.

Esas noticias daban a las claras la fortaleza con la que contaba la moneda, y por lo tanto, reflejaban el optimismo de aquellos que cobraban en dicha moneda. Ese techo coincidió luego con los máximos de las demás plazas bursátiles del mundo, que vieron más tarde perder gran parte de las ganancias acumuladas, producto de la crisis de 2008-2009. El piso lo encontró el euro un año más tarde, en febrero/09, en 1,25 dólar, momentos en los que varios analistas ubicaban a la moneda cerca de la paridad.

Estos movimientos fluctuantes de las monedas están muy influenciados por la psicología de aquellos que disponen de ella. Los europeos han sabido disfrutar de grandes momentos económicos en la última década, siendo los años 2007-2008 el momento de mayor euforia y de positivismo que han experimentado en los últimos tiempos.

Así como el techo de 2008 para el euro se dio dentro de un contexto de extremado positivismo en el Viejo Continente, cabe preguntarnos, ¿en que situación se ubica la moneda común hoy en día? ¿se ha dado la saturación necesaria para poder predecir un piso histórico? ¿O de lo contrario, estamos dentro de un esquema con un recorrido bajista mayor para el euro? ¿Qué ocurre con el resto de las monedas líderes como la libra y el yen? Estas preguntas las pasaremos a responder en el análisis de los cruces del euro (Eurusd), la libra (Gbpusd) y el yen (Usdjpy).

Eurusd

Vemos que la moneda común ha realizado la onda A del ajuste actual desde los techos de 1,60 de abril de 2008 accediendo a mínimos de 1,232 dólar y desde allí realizó un triángulo en onda B, el cual fue finalizado en los máximos de la onda E en 1,426 dólar. En este sentido, entendemos que la caída actual forma parte del movimiento de postriángulo y como parte de la onda C de la corrección en ABC.

Si bien el euro ha sorprendido con rebotes interesantes semanas atrás, los mismos han sido considerados como contratendenciales y el sesgo permanece bajista, con chances de que las pérdidas se amplíen rumbo a 1,20-1,19 dólar en una primera instancia y valores más deprimidos luego hacia 1,15-1,10 dólar, zona donde se ubica el objetivo de postriángulo. A la vez, la zona de 1,10-1,09 dólar es coincidente con el 61,8% de todo el avance entre los mínimos de 2001 y los máximos de 2008. Por lo cual, consideramos que las bajas se ampliarán hacia los mínimos propuestos, y desde donde esperamos un cambio de humor, fin del proceso correctivo en ABC, fin del postriángulo y un regreso de la tendencia alcista, la cual deberá quedar retomada de manera definitiva.

En tales niveles, la psicología seguramente será de un mayor negativismo y los pronósticos sobre el futuro del euro podrán ser incluso definitivos, pero el mercado no actúa de manera racional, por lo que es de esperar un piso importante y una histórica oportunidad de compra.

Si bien en el camino se podrán dar rebotes, éstos serán entendidos como contratendenciales y limitados hasta 1,238-1,252 dólar o potencialmente 1,274-1,278 dólar, para que desde allí las debilidades queden retomadas, de regreso a los mínimos propuestos, caso contrario, la zona de 1,301-1,318 se ofrece como escollo de mayor peso en el mediano plazo para la divisa y desde donde la tendencia bajista deberá quedar finalmente reanudada tal como lo proyectado.

Gbpusd

En el caso de la libra, el escenario es similar ya que vemos que la divisa se encuentra en los comienzos del movimiento en postriángulo de onda B.

Los máximos de la libra son coincidentes con los máximos de 2008 del euro y la primera logró un techo de mercado en 2,11 dólares y desde allí la gran corrección hasta los mínimos de la onda A del ajuste hasta 1,35 dólar. Luego el movimiento lateral, característico en onda B, que coloca a la libra en 1,541 dólar en la actualidad. A diferencia del euro, la libra aún no se ha quebrado técnicamente, aunque el sesgo es igualmente bajista y con chances de que las pérdidas se amplíen hacia niveles inferiores, en torno a 1,537 en una primera instancia y valores más deprimidos luego hacia 1,45-1,423 dólar, siendo 1,26 dólar el nivel de objetivo de largo plazo del postriángulo y zona de importante piso de mercado e histórica oportunidad de compra para la libra.

En caso de reacciones alcistas, éstas serán entendidas como contratendenciales y deberán quedar contenidas en 1,572-1,578 dólar o potencialmente 1,59-1,60, siendo la zona de 1,60-1,6301 dólar el nivel de resistencia de mayor peso y desde donde las debilidades deberán quedar retomadas rumbo a los mínimos propuestos.

Usdjpy

Finalmente, vemos que el cruce dólar-yen (Usdjpy) ha sido muy técnico y vemos que la divisa ha realizado un proceso de lateralización de muy largo plazo entre 1998 y 2007, y la caída desde los máximos de 124 yenes hasta los mínimos actuales de 79,20 yenes forma parte del movimiento en postriángulo. El sesgo continúa siendo bajista ya que con el último rebote entre 75,60 yenes y 84,20 yenes, la divisa ha realizado tal avance dentro de tres movimientos contratendenciales en onda 4 y desde allí las debilidades hasta los niveles actuales, por lo que entendemos que nos ubicamos dentro de la onda 5 bajista de postriángulo, la cual nos debería llevar de regreso a zonas inferiores en torno a 77,50-76 yenes primero y 75,50 yenes luego, siendo la zona de 73,50-72 soporte importante para la divisa y objetivo del postriángulo, desde donde esperamos un cambio de humor y un posterior cambio de tendencia.

Ante posibles subas, vemos que la divisa encuentra resistencia en 81,50-81,80 yenes o potencialmente en 82,80-84,25 yenes y desde donde las bajas deberán retomar su curso, tal como lo proyectado; caso contrario, vemos que la zona de 86-87 yenes se ofrece como escollo de mayor peso en el corto plazo y desde donde las debilidades deberán quedar finalmente reanudadas tal como lo proyectado.

En términos generales vemos que las divisas se encuentran dentro de un proceso de postriángulo o comenzado éste, como el caso de la libra y que por el momento las resistencias que habilitan tales escenarios no han sido superadas, por lo que el sesgo permanece bajista. Las bajas favorecidas son coincidentes con un ajuste para el mercado americano y para el europeo, el cual venimos favoreciendo desde nuestros reportes.

Es clave el estudio de las resistencias en caso de intentos alcistas, pero mientras ellas no queden efectivamente superadas, continuaremos recomendando cautela y con chances de que las bajas se amplíen tal como lo proyectado. Veamos...