World Stock Indexes

martes, 9 de octubre de 2012

¿El oro y la plata continuarán con el avance?

¿El oro y la plata continuarán con el avance?


Por: Roberto A. Ruarte y Julián Yosovitch

http://ambito.com/diario/noticia.asp?id=657684

Semanas interesantes hemos vivido en el mundo de los mercados financieros, con índices americanos y mundiales generando importantes subas, alentadas por el lanzamiento del QE3 y lanzamientos de planes de estímulo también en el Viejo Continente. Pero desde el punto de vista técnico tales subas también han sido confirmadas junto con la superación de escollos críticos de corto y mediano plazo que incluso justifican la evolución de los principales índices bursátiles del planeta hasta los niveles actuales.

Por el lado de España, con el Ibex35 se han visto importantes subas, anulando el hombro cabeza hombro de largo plazo, presentado en artículos anteriores y respetando los mínimos críticos de 5.200 puntos. Hoy en día vemos que el selectivo madrileño se enfrenta junto a escollos clave en el corto y mediano plazo en torno a los 8.250 puntos y que de ser superados veremos una continuidad alcista rumbo a valores superiores.

De igual manera que el DAX alemán, que presenta una figura de lateralización de muy largo plazo, proponiendo un interesante bull-market para los próximos años para el mercado en cuestión. Por el lado del CAC de París vemos que ha reconocido resistencias en 3.600 puntos y que con la superación del mismo veremos una aceleración alcista rumbo a valores más ambiciosos para adelante.

El euro ha generado importantes subas, y el sesgo es alcista también para la moneda común, recuperando parte de las pérdidas acumuladas en el último año.

Latinoamérica

En Latinoamérica, vemos que el Ibovespa ha finalmente respetado el escollo en 62.500 puntos, confirmando las señales bajistas propuestas en nuestro último artículo respecto del mercado paulista, aunque hoy en día es uno de los mercados con mayor atraso dentro del mundo bursátil actual y por ende, con potencial alcista interesante en el mediano y el largo plazo.

Dentro de todo este escenario alcista en los mercados internacionales, vemos que los metales presentan un gran potencial y a fines de agosto hemos publicado un artículo en esta misma columna mencionando el potencial alcista tanto del oro como de la plata; desde tal fecha hemos visto importantes subas para ambos metales.

Oro

El caso del oro vemos que ha logrado superar importantes resistencias de mediano plazo, coincidentes con el 61,8% de toda la caída desde los máximos de 1.920 dólares la onza hasta los mínimos de 1.520 dólares, a la vez que se ha puesto por encima de la línea inferior del canal alcista de largo plazo, y por sobre la media de 200 días.

Un dato técnico interesante de mediano plazo es el cruce entre la media de 200 y 50 días, generando el cruce de oro y anticipando avances mayores para el metal.

En este sentido, el sesgo es más bien alcista en el mediano y largo plazo en el que consideramos que las subas se ampliaran con chances de acceder a niveles superiores en torno a 1.830 dólares en una primera instancia y valores más ambiciosos más tarde en torno a los 1.900-1.920 dólares, junto a los máximos previos y resistencia importante de mediano plazo para el metal. 

Luego, con el quiebre por encima de tales escollos, pasaremos a sugerir una continuidad alcista que sea capaz de colocar al oro en zonas superiores y máximos históricos.

Pese a lo mencionado, existen ciertos factores que nos mantienen cautelosos en el corto plazo hoy en día y que demuestran que el metal podría generar recortes, aunque de manera transitoria y limitada.

Estos factores se centran en la existencia de señales de divergencia entre los precios y el indicador técnico, ya que el primero muestra pisos descendentes mientras que los precios muestran techos ascendentes. A esta situación se la denomina divergencia y el inversor deberá permanecer cauteloso ante la posibilidad de posibles recortes.

Este ajuste se espera transitorio y podría llevar al metal hacia la zona de 1.750-1.735 dólares o potencialmente 1.700, para que desde allí la tendencia alcista quede retomada rumbo a los máximos mencionados, siendo los mínimos de 1.670 dólares la onza, junto a la media de 200 días y soporte de mayor peso en el mediano plazo para el oro y desde donde las subas deberán ser finalmente reanudadas como tendencia principal.

Es decir, si bien el sesgo es alcista de largo plazo, vemos posibilidades correctivas de corto plazo, fundamentadas por la existencia de divergencia entre los precios y el indicador técnico y recién con el quiebre de 1.810 dólares el ajuste quedará descartado y veremos avances interesantes rumbo a los niveles mencionados, aunque mientras deberemos cuidar los soportes y cualquier recorte deberá ser considerado como nivel de entrada recomprando en niveles inferiores. 

Plata

Desde nuestra última nota sobre la plata, en la que favorecíamos avances, hemos visto una suba de más del 19% para el metal, que se ubica hoy en día en niveles de 34,60 dólares la onza.

El metal en cuestión se encuentra más atrasado que el oro y vemos similitudes con respecto al activo anterior.

Si bien el sesgo también es alcista de mediano plazo, vemos que de corto plazo la plata se encuentra enfrentando importantes resistencias en la zona de máximos actuales de 35,10-36 dólares la onza, a la vez que los precios se encuentran dejando señales de divergencia con respecto al indicador técnico.

En este sentido, consideramos que será clave la supe-

ración del escollo ubicado en 35,10-36 dólares para despejar cualquier amenaza correctiva 

y pasar a favorecer avances mayores rumbo a niveles superiores en torno a 38,50 dóla-

res primero y 40,70 dólares mas tarde, junto al 61,8 por ciento de Fibonacci de toda 

la última baja desde los máximos históricos de 50 dólares hasta los mínimos de 26 dólares la onza. Más tarde, con el quiebre de tales resistencias, pasaremos a sugerir una continuidad alcista rumbo a los máximos previos de 50 dólares, al menos.

Ahora bien, en caso de que las señales bajistas queden confirmadas, podremos ver un recorte, aunque también será considerado de manera transitoria y como una oportunidad de compra de mediano plazo, pudiendo regresar a la zona de 33,40-33 dólares la onza o potencialmente 32,20 dólares, para que desde allí las subas queden retomadas rumbo a los máximos mencionados, caso contrario, vemos que los mínimos de 31,50-31,20 dólares son soportes de mediano plazo de mayor peso y desde donde esperamos un regreso de la tendencia alcista rumbo a los máximos mencionados.

En el caso de la plata vemos similitudes con respecto al oro en el sentido de que la primera también ha logrado superar resistencias intermedias (aunque el oro se encuentra más avanzado junto a obstáculos de mayor peso en el mediano plazo) pero ha logrado ponerse por encima de la línea de tendencia bajista y por encima de la media de 200 días, mientras que la media de 50 y la de 200 también se encuentran realizando el cruce de oro, señal alcista de mediano plazo.

En resumen, vemos que los metales se encuentran con una estructura atractiva de mediano plazo y el sesgo es más bien alcista, aunque de corto plazo la divergencia nos mantiene cautelosos ante posibles recortes, los cuales deberán ser aprovechados como entrada al mercado y esperando avances interesantes en el mediano plazo. Veamos cómo sigue...