World Stock Indexes

martes, 22 de mayo de 2012

Principales índices latinoamericanos definiendo la corrección actual: ¿oportunidad de compra?

Principales índices latinoamericanos definiendo la corrección actual: ¿oportunidad de compra?

Por: Roberto A. Ruarte y Julián Yosovitch

http://www.ambito.com/diario/noticia.asp?id=637770


/
Luego de la gran caída que han sufrido las principales plazas bursátiles del mundo en la segunda mitad de 2011, hemos visto una importante recuperación desde los mínimos de octubre, tanto para los mercados americanos como para muchos centros financieros europeos y latinoamericanos.

Este gran avance nos demuestra nuevamente la irracionalidad con la que opera el mercado ya que desde el punto de vista fundamental el escenario macroeconómico no ha mejorado en Europa, a la vez que continuamos viendo debilidad en los indicadores económicos americanos y en los países de Latinoamérica. 

De todos modos el Dow Jones, S&P500 y el Nasdaq han obtenido una suba aproximada de entre el 28% al 36% desde los pisos de octubre de 2011 hasta los máximos de abril de 2012. Por su parte en Europa hemos visto avances del 45% para el DAX alemán, hasta los máximos de marzo, ganancias del 32% para el Cac de Paris y una suba del 25% para el Ftse100 de la Bolsa londinense para el mismo plazo.

El escenario ha sido el mismo para las plazas de Latinoamérica y el principal índice de la Bolsa de San Pablo, el Ibovespa ha logrado una suba aproximada del 35%, el IPSA de Chile un 24%, el IGBC de Colombia un 25% y el IGBVL de Lima un 33% entre octubre y abril.

En ambas regiones hemos visto también mercados con mayor vulnerabilidad que no han logrado recuperar las pérdidas sufridas, sino mas bien han ampliado las bajas como el caso del Ibex35 de la Bolsa de Madrid y el principal índice local, el Merval, entre otros.

Las subas mencionadas no han logrado sostenerse y hemos visto en el último mes una corrección que coloca a los mercados en un momento de definición. Cabe preguntarnos ahora si estamos en un momento de compra y que la tendencia alcista quedará retomada desde estas instancias, considerando que la caída hasta los mínimos actuales fue simplemente una corrección parcial o que, de lo contrario, estamos dentro de un escenario correctivo de mayor importancia y que las debilidades hasta estos niveles son simplemente el inicio de un proceso correctivo de mayor importancia. Veamos qué es lo que ocurre para las plazas latinoamericanas.

Chile

El caso de la Bolsa de Santiago, con su índice más representativo, el IPSA se encuentra dentro de un canal alcista de largo plazo y la caída de 2011 ha sido idéntica con respecto a la de 2008 en cuanto a su tamaño. El selectivo ha reconocido resistencias en 4.700 puntos, coincidentes con el 76,4% de fibonacci de toda la caída del año previo y con la línea de tendencia propuesta en la graáfica adjunta, abriendo las chances de que el índice se encuentre dentro de un proceso de lateralización con definición alcista y que a la corrección actual aún le quede recorrido bajista adicional hacia la zona de 4.200-4.150 puntos y 4.000 unidades más tarde, para que desde allí las subas queden retomadas dentro de la figura técnica mencionada.

En caso de reacciones alcistas, vemos que estas deberán finalizar en 4.000 puntos o potencialmente en 4.570 y desde donde las debilidades mencionadas deberán ser retomadas tal como lo proyectado. Únicamente con subas directas por encima de 4.570, las debilidades mencionadas quedarán postergadas y pasaremos a sugerir avances de mayor importancia hacia 4.650-4.700 y valores más ambiciosos más tarde con intenciones de atacar los máximos de 4.800-5.000 puntos.

Brasil

El caso del selectivo paulista, el Ibovespa, se encuentra más avanzado en la corrección y se halla enfrentando soportes importantes ubicados en 53.000-52.500 puntos, dentro de una figura de lateralización con definición alcista de largo plazo y que desde estas instancias las subas deberán ser retomadas con intenciones de recuperar parte del territorio perdido accediendo a 60.000 unidades primero y 63.000 puntos más tarde, que en caso de ser superado habilitara una continuidad alcista de regreso a 67.000-69.000 y valores más ambiciosos para adelante, confirmando la tendencia alcista dentro del movimiento en pos-triángulo.

El esquema actual de lateralización con definición alcista se mantendrá con vida tanto tiempo los precios 

se sostengan por encima 

de 53.000-52.500 unidades, mientras que los mínimos de 49.000-47.800 puntos coincidentes con los mínimos de 

la onda C del triángulo son considerados los soportes críticos para el Ibovespa y desde donde las subas deberán ser retomadas tal como lo proyectado. 

Únicamente con pérdidas directas debajo de 47.800, el esquema alcista actual perderá protagonismo y pasaremos a alertar por una continuidad bajista rumbo a valores más deprimidos para adelante.

Colombia

En el caso del IGBC de Colombia vemos que se encuentra ajustando en onda 4 y que tanto tiempo los precios se sostengan por encima de 14.200 unidades o potencialmente 13.900 puntos, entre el 38.2% y el 50% de fibonacci, aún podremos esperar un regreso de la tendencia alcista como parte de la onda 5 la cual nos lleve de regreso a los 15.000 puntos y 15.400 más tarde, sin descartar una continuidad alcista rumbo a valores más ambiciosos para adelante.

Sólo con caídas directas debajo de 13.900 puntos las subas mencionadas quedarán postergadas y pasaremos a alertar por pérdidas de mayor importancia hacia valores más deprimidos para adelante rumbo a los 13.500-13.400 al menos.

México

Finalmente vemos que el IPC de México se encuentra hoy en día junto soportes importantes coincidentes con el 38,2% de fibonacci, la media de 200 días, a la vez que el tamaño de la última caída es el mismo tamaño que el ajuste visto en noviembre pasado.

En este sentido consideramos que desde los mínimos actuales de 36.800 puntos deberá quedar retomada la tendencia alcista con intenciones de regresar a la zona de 38.000-38.700 unidades que en caso de ser superado habilitará una continuidad en el avance hacia 40.000 puntos y valores más ambiciosos para adelante.

El esquema de subas actuales permanecerá con vida tanto tiempo los precios se sostengan por encima de 36.700-36.500 unidades y desde donde las subas mencionadas deberán retomar el protagonismo tal como lo proyectado, caso contrario pasaremos a alertar por pérdidas mayores hacia zonas inferiores en torno de 36.000-35.700 puntos, mientras que 34.700 unidades se ofrece como el soporte de mayor importancia en el mediano plazo para el selectivo mexicano y desde donde las subas deberán quedar retomadas como tendencia principal.

En términos generales vemos que los principales índices de la región se encuentran dentro o próximos de la definición del proceso correctivo y que desde estas instancias probar al mercado significaría probar un piso, aunque considerando que debajo de los soportes mencionados, el ajuste actual se transformaría en una corrección de mayor importancia y dentro de un esquema de pérdidas importantes para las plazas bursátiles latinoamericanas. Veamos...