World Stock Indexes

martes, 29 de enero de 2013

Articulo Ambito Financiero : ¿El despertar de un gigante? Japón en 2013

¿El despertar de un gigante? Japón en 2013

Por: Roberto A. Ruarte y Julián Yosovitch

http://www.ambito.com/diario/noticia.asp?id=673318




En las últimas semanas se ha hablado mucho respecto de lo que puede sucederle a la economía japonesa a partir de las políticas económicas aplicadas para lograr la reactivación de aquélla y mejorar los índices de crecimiento. La gran suba que han tenido las principales monedas internacionales respecto del yen (tanto el dólar como el euro se han fortalecido entre un 17% y un 28%, respectivamente) ha provocado una devaluación de esta última y colocado en discusión cuáles serán las consecuencias de las políticas aplicadas y, por ende, el futuro de la economía japonesa y de la plaza bursátil nipona.

Dentro del mercado internacional actual, en donde las plazas bursátiles de las principales economías, tal como la americana, han generado importantes avances y los índices Dow Jones y S&P500 se ubican cerca de los máximos previos al estallido de la crisis subprime en 2007 y con serias intenciones de superar tales niveles.

En el Viejo Continente el escenario es similar y Bolsas como la alemana, con su principal índice DAX y la londinense, con el selectivo FTSE100, se ubican próximas a los máximos históricos de 2007 y también con intenciones de superarlos.

Más retrasados se encuentran Italia (SPMIB), Francia (CAC) y España, con el Ibex35 como principal índice de la Bolsa madrileña. Somos optimistas para estas últimas plazas bursátiles y consideramos que a lo largo del año continuarán con la escalada (independientemente de las correcciones intermedias), recuperando posiciones perdidas en los últimos ejercicios. De igual manera, y tal como analizamos la semana pasada, Latinoamérica no se encuentra ajena al escenario actual y con potencial alcista para este año.

Ahora bien, cabe preguntarse entonces, ¿qué esperar para la Bolsa nipona?

Vemos que el mercado japonés ha sido muy castigado a lo largo de 2007-2008, yendo desde los máximos de 18.440 puntos hasta los mínimos de 6.940 unidades en marzo de 2009, desde donde generó un importante piso de mercado, junto con la mayoría de los índices bursátiles internacionales.

NIKKEI: El mercado japonés, a diferencia del de los demás países, no ha logrado acelerar y ha generado una gran demora en la recuperación. En 2011 Japón sufrió uno de los más devastadores terremotos de la historia japonesa en marzo, aunque lejos de continuar con la tendencia bajista iniciada en 2007, y a contramano de muchas proyecciones fundamentales la Bolsa no se quebró y si bien en marzo perdió importantes posiciones producto de tal escenario (hasta los 8.200 puntos), tales mínimos fueron un gran soporte e inicio de una recuperación. Es decir, en contra de la mayoría de las predicciones, la Bolsa no sólo no continuó con la tendencia bajista iniciada en 2007, sino que desde tales niveles comenzó una recuperación hasta los niveles actuales. Así como la mayoría de los índices ha borrado prácticamente toda la crisis subprime y el colapso de Lehman Brothers, el índice Nikkei todavía se encuentra en niveles de 2008 y junto a un gran escollo de mediano plazo coincidente con el 38,2% de fibonacci de toda la caída desde los máximos de 2007 hasta los mínimos de 2009. Es justamente en los 11.300 puntos donde se ubica el 38,2% de fibonacci de toda la caída entre 2007 y 2009 y consideramos que el mercado continuará la recuperación, intentando acceder por encima de tal nivel en una primera instancia, para luego extender las subas rumbo a los 12.000-12.500 unidades y 13.000 puntos más tarde, siendo los 14.000 puntos la gran resistencia de mediano y largo plazo para el Nikkei, nivel donde se encuentra el 61,8% de fibonacci de toda la caída mencionada.

Técnicamente se considera que con la superación del 61,8% de fibonacci de una corrección, los mínimos alcanzados en ella son piso de mercado, habilitando avances mayores rumbo a los máximos previos al ajuste. Es por ello que las 14.000 unidades son la gran resistencia de largo plazo para el Nikkei.

En el corto plazo, somos optimistas respecto de la Bolsa japonesa y consideramos que la recuperación iniciada en 6.940 puntos pudo ser un histórico piso de mercado y que estamos dentro de una recuperación mayor. Más tarde, con la superación de los escollos mencionados quedarán habilitadas alzas mayores de regreso a los máximos de 2007.

En caso de posibles recortes vemos que el Nikkei encuentra soporte en los mínimos de 10.400-10.080 unidades, siendo los 9.800 puntos el soporte de mayor peso en el corto y mediano plazo y desde donde esperamos un regreso de las subas rumbo a los máximos mencionados; caso contrario, podremos ver un recorte mayor, aunque limitado hasta los 9.300 puntos y desde donde la tendencia alcista deberá quedar finamente retomada tal como lo favorecido. Sólo con el quiebre directo debajo de los 9.300 puntos, el avance favorecido quedará postergado y pasaremos a alertar por un recorte mayor con chances de ampliar las bajas hacia zonas inferiores, aunque en ningún caso perforando los mínimos alcanzados.

EWJ: El lector se preguntara entonces, ¿cómo invertir en Japón? Su ETF, el EWJ ha reconocido un soporte importante, junto al 61,8% de fibonacci de toda la suba entre 6,85 dólares y 11,65 dólares y desde allí la recuperación hasta los valores actuales de 9,80 dólares. Consideramos que con el quiebre por encima de 10,20 dólares el ETF lograría colocarse por encima de escollos importantes coincidentes con los máximos previos y la línea de tendencia que une techos, habilitando avances mayores hacia 10,50 y de regreso a los máximos previos de 2010 de 11,65 dólares, al menos.

En caso de que falle en superar el escollo mencionado, podremos ver un recorte, aunque de corta vida y el cual deberá quedar contenido en los mínimos de 9,50 dólares o potencialmente 9,20 dólares, siendo los mínimos de 8,75-8,65 dólares el nivel de soporte de mayor peso en el corto y mediano plazo y desde donde la tendencia alcista deberá quedar finalmente reanudada rumbo a los máximos mencionados. Sólo con caídas directas debajo de 8,65 las subas quedarán postergadas y alertaremos por un recorte mayor hacia niveles inferiores, aunque parte de la corrección transitoria de todo el último avance.

EURJPY: Así como el principal índice de la Bolsa de Japón se encuentra junto a escollos importantes, lo mismo está ocurriendo con la moneda nipona. Vemos que el cruce euro-yen (EURJPY) ha realizado un ajuste en tres movimientos ABC de toda la suba iniciada en los 89 yenes en el año 2000 y que accedió a los máximos de 170 en 2008 y desde allí al ajuste mencionado, colocándose en la actualidad en los niveles de 120,40 yenes.

La divisa ha accedido al inicio de la cuña y recortado el 38,2% de toda la baja mencionada, y con el quiebre de 123 yenes veremos avances mayores en dirección a niveles superiores en torno a 130-135 yenes, mientras que los 142 yenes son el escollo de mayor peso en el mediano y largo plazo para la moneda nipona.

De todos modos, continuaremos prestando atención a posibles recortes, fundamentalmente por el hecho de encontrarse en resistencia y por los altos niveles de sobrecompra, pudiendo generar recortes de corto plazo y limitado hasta los 115 yenes o potencialmente 112 yenes, siendo los 110,40 yenes el soporte de mayor peso en el corto y mediano plazo para la divisa y para que desde allí la recuperación retome el protagonismo como tendencia principal. Sólo con el quiebre directo por encima de 123 yenes, el recorte quedará postergado y pasaremos a sugerir alzas mayores. Sólo con caídas directas debajo de 110,40 yenes, el avance mencionado quedará postergado y pasaremos a sugerir un recorte mayor hacia niveles inferiores.

USDJPY: El dólar en Japón ha sido sumamente técnico ya que en la última caída desde los máximos de 124 yenes hasta los mínimos de 75 yenes, el mercado ha logrado exactamente el objetivo en postriángulo y onda 5 , y desde allí las subas hasta los niveles actuales de 89,90 yenes.

A igual que en el caso del euro-yen, vemos que el dólar-yen (USDJPY) también muestra señales de saturación, argumento técnico que podría generar un recorte de corto plazo, aunque consideramos que la subida del euro actual forma parte de un proceso de recuperación de un plazo de mayor envergadura.

En este sentido, consideramos que con la superación de 92,65 yenes por dólar quedarán habilitados avances mayores con chances de continuar el proceso de recuperación, llevando a los precios hacia 100-103 yenes, siendo los máximos de 115-120 yenes la resistencia de mayor peso en el mediano y largo plazo para la divisa japonesa.

En caso de intentos bajistas, éstos servirán para corregir la saturación actual y los mismos deberán quedar contenidos en 85,40 yenes o potencialmente en 83,75 y desde donde esperamos un regreso de las subas rumbo a los máximos mencionados, siendo los 81 yenes el nivel de soporte de mayor peso en el corto y mediano plazo para el dólar y desde donde la tendencia alcista deberá quedar finalmente retomada rumbo a los máximos mencionados.

Conclusión

Dado que la mayoría de los índices del globo ha generado importantes recuperaciones, borrando las pérdidas de la crisis de 2008, y con alentadoras proyecciones para el año actual, entendemos que la Bolsa japonesa se encuentra bastante retrasada y con un potencial alcista mayor para las próximas semanas y para 2013. De igual modo que el Nikkei así como el cruce de las principales monedas internacionales se encuentran junto a importantes resistencias y con la superación de ellas veremos una aceleración alcista en dirección a valores más ambiciosos para adelante, confirmando las recuperaciones mencionadas. Veamos.